El tiempo apremia a los defensores de un nuevo referéndum sobre el Brexit

La primera ministra británica, Theresa May, habla ante un foro empresarial el 11 de septiembre en Birmingham.

Las voces que piden un segundo referéndum sobre el Brexit crecen a medida que Reino Unido se acerca a los últimos seis meses previos a su salida de la Unión Europea, pero el tiempo apremia.

El último en sumarse a la campaña fue Sadiq Khan, el alcalde laborista de Londres, que el sábado se declaró favorable a que se organice una nueva consulta.

Entre quienes defienden esta idea están también los ex primeros ministros Tony Blair (laborista) y John Major (conservador), o famosos como el exfutbolista Gary Lineker, que jugó en los años 1980 en el FC Barcelona.

Los dirigentes del Partido Liberaldemócrata, la única formación política comprometida a favor de un segundo referéndum, expusieron de nuevo sus argumentos durante el congreso de la formación, este martes en Brighton, en el sur de Inglaterra.

Vince Cable, líder de la formación, llamó a la primera ministra Theresa May a “liderar su partido y el país abriendo su mente a una votación popular sobre el acuerdo final” del Brexit.

“El Brexit no es inevitable. Se puede y se debe parar”, afirmó, asegurando que en los próximos meses se decidirá el futuro de Reino Unido “para las próximas décadas”.

Los liberaldemócratas están “encabezando la cruzada para dar a la gente la última palabra sobre nuestro futuro en Europa, aseguró.

“APOYO POPULAR”

Sin embargo, el Partido Conservador de May se opone férreamente a la idea de un nuevo referéndum y la oposición laborista, aunque no ha rechazado oficialmente esta posibilidad, no la incluye en su línea oficial.

Incluso los defensores de un segundo referéndum deben ponerse aún de acuerdo sobre la pregunta que se debería plantear.

“¿Sobre qué versaría un segundo referéndum? No está nada claro”, dice a la AFP Sara Hobolt, profesora de Ciencias Políticas en la London School of Economics.

Reino Unido debe abandonar la Unión Europea el 29 de marzo de 2019, dos años y nueve meses después del referéndum sobre el Brexit celebrado en junio de 2016 y que registró una victoria de 52% de los votos a favor de la salida.

Hobolt afirma, en base a recientes sondeos, que la proporción se ha invertido desde entonces y que un 52% de la población británica apoyaría ahora la permanencia en la UE.

La experta defiende también el “claro aumento del apoyo popular” a favor de un segundo referéndum, citando un sondeo del instituto Yougov publicado en julio, según el cual 42% de los británicos son favorables a un referéndum sobre los términos del acuerdo del Brexit que están actualmente negociando Londres y Bruselas. Según el mismo sondeo, un 40% de los encuestados se oponen a la consulta.

Pero sin el respaldo de los partidos conservador y laborista, Hobolt considera que la nueva votación popular es muy poco probable.

Por su parte, May ha dicho en varias ocasiones que una nueva votación sería “una traición grave” al resultado del primer referéndum. Y el lunes aseguró que la única alternativa a la propuesta presentada por su gobierno sería un Brexit sin acuerdo, de consecuencias potencialmente caóticas.

¿RETRASAR EL BREXIT?

Técnicamente, algunos analistas consideran que ya es tarde para organizar esta consulta: los plazos son demasiado cortos para convocar un referéndum y que los parlamentos británico y europeo puedan ratificarlo antes de la fecha de salida.

Según un grupo de expertos de la University College de Londres, la única fecha posible para esta votación sería el 28 de marzo, es decir la víspera del Brexit.

“Para organizar este referéndum, se tendrían seguramente que ampliar los plazos previstos por el artículo 50 (del Tratado de Lisboa sobre la salida de la UE), y retrasar la fecha de salida”, explican.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada