España, entre los países de la UE que menos pierde en la recaudación del IVA

Monedas de dos euros recién acuñadas.

España es el cuarto país de la Unión Europea (UE) que menos dejó de ingresar en su recaudación del IVA en 2016 por fraude, evasión o malos cálculos, con un “agujero” del 2,7 % frente al 12,3 % en el conjunto de los Veintiocho, según un informe publicado hoy por la Comisión Europea.

Bruselas ha medido el denominado “agujero del IVA”, es decir, la diferencia entre lo que deberían haber recaudado los países por IVA y lo que efectivamente ingresaron al final del ejercicio.

En total, los Veintiocho ingresaron 147.146 millones de euros menos de lo previsto en 2016, unas pérdidas que se debe sobre todo al fraude, responsable de un 36 % del agujero, pero también a la evasión fiscal, quiebras, procedimientos de insolvencia financiera y fallos de cálculo.

La situación, no obstante, ha mejorado con respecto a 2015, cuando el agujero ascendió a 157.672 millones (13,2 %).

España también logró estrechar la brecha desde el 4,05 % en 2015 hasta el 2,71 % en 2016, lo que supone que dejó de ingresar 1.996 millones de los 72.557 millones que debería haber obtenido.

Sólo Luxemburgo (0,85 %), Hungría (1,15 %) y Suecia 1,08 %) tuvieron un desfase menor.

Desde 2013, España ha reducido su agujero varios puntos en cada ejercicio, pasando del 12 % en 2013 (8.149 millones), al 9 % en 2014 (5.994 millones), al 4 % en 2015 (2.897 millones) y al 2,71 % este año.

Por otro lado, la CE ha calculado los ingresos potenciales que han perdido los países por aplicar exenciones y tipos reducidos, en lugar de fijar un tipo único par todos los bienes y servicios.

Aquí, España es el país de la UE que más ingresos potenciales dejó de recaudar en 2016 debido a las exenciones (46,7 %), lo que Bruselas achaca a que en las Islas Canarias, Ceuta y Melilla se aplican otro tipo de impuestos indirectos.

En el conjunto de la UE, las pérdidas potenciales por este motivo son también altas, con una media del 35 %, y a España le siguen de cerca el Reino Unido (44,47 %) y Dinamarca (42 %).

Por otra parte, la aplicación de tipos reducidos hace que España deje de ingresar un 12,81 % de lo que podría obtener si no existiesen, por encima de la media comunitaria del 9,95 %, pero lejos del 26,96 % de Chipre o del 17,16 % de Malta.

Estos resultados, señala la Comisión, “moderan” las opiniones sobre la importancia de los tipos reducidos y las exenciones a la hora de reducir los potenciales ingresos por IVA, y “sugieren” que una mejor aplicación de las normas “es clave” para mejorar el funcionamiento del sistema.

La UE ha acordado desde 2015 nuevas normas para reducir la brecha del IVA, en particular para atajar el fraude en las ventas en Internet que provoca pérdidas de 5.000 millones anuales, y Bruselas insiste en que debe aprobarse la reforma general del IVA para acabar con el fraude en operaciones transfronterizas.

En España, el Gobierno negocia con Podemos una rebaja del impuesto a los productos de primera necesidad y estudia bajarlo para los productos de higiene femenina del reducido (10 %) al superreducido (4 %).

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada