El empleo del sector turístico aumenta un 3,1 % y marca récord histórico

INE.

El número de ocupados en el sector turístico durante los meses de junio, julio y agosto se situó en 1.799.292, lo que supone un aumento del 3,1 % con respecto al año anterior y un 25,1 % más que en 2008, y registró la mayor cifra de afiliados por séptimo año consecutivo, según un estudio de Randstad.

La consultora indica que tras el descenso de 2008-2009, se han registrado nueve años de crecimiento consecutivos, hasta rozar los 1,8 millones de ocupados en 2018, una cifra que se llegó a superar en julio de este año, por primera vez.

A pesar del hito en materia de afiliación de trabajadores en el sector turístico registrado este año, que ha supuesto un récord histórico, el análisis de Randstad detecta una ligera moderación en el crecimiento (3,1 %), con la menor variación desde 2014, tras haber encadenado cuatro ejercicios de incrementos superiores al 4 %.

Esta moderación del crecimiento está unida con la evolución del número de turistas que han visitado España. Según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) y de la encuesta de movimientos turísticos en fronteras (Frontur), la cifra de turistas en julio se redujo un 4,9 % con respecto al mismo mes de 2017.

Sin embargo, en datos acumulados (enero-julio), se registró un incremento del 0,3 %, lejos del 11,3 % registrado hace un año.

Todas las regiones Incrementaron los ocupados en este sector, algo que también ocurrió en 2017. Este año, las regiones que han registrado los incrementos más pronunciados han sido Andalucía (5,1 %), Madrid (4,5 %), Murcia (4,3 %), Navarra (4,3 %) y Castilla-La Mancha (4,2 %), todas ellas con variaciones por encima del 4 %. A continuación, en el 3,8 % se sitúan Extremadura y la Comunidad Valenciana.

En términos absolutos, Andalucía es la comunidad autónoma donde el turismo genera mayor volumen de ocupación, con 305.295 trabajadores de media durante el verano de 2018 y además es la primera vez que supera a Cataluña como la región con más ocupados en el sector.

GALICIA

Más de 634.000 turistas se alojaron el pasado mes de agosto en los establecimientos hoteleros de Galicia, donde realizaron cerca de 1,5 millones de noches. Son viajeros que encontraron motivos para permanecer más tiempo en nuestra Comunidad, pues la estadía media experimentó una mejora del 3%, consiguiendo así el dato más elevado en ocho años y favoreciendo la evolución de diversas variables cualitativas.

En concreto, el sector hotelero gallego vio mejoradas un 3,7% sus tarifas en el octavo mes del año de acuerdo con los datos difundidos hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Este hecho, unido a diversos aspectos, permitió que los empresarios habían optimizado su rentabilidad medida a través del RevPAR, ingreso medio por habitación disponible. Este parámetro subió un 1,3% hasta la cifra más alta de la década contribuyendo a un turismo de mayor calidad.

Galicia avanza así en el crecimiento del último lustro después de que en 2017 se habían superado los máximos históricos de viajeros y de pernoctaciones. En este caso, 2018 muestra un comportamiento más moderado que los récords del año pasado, pero superior a la serie histórica anterior.

Con las cifras de agosto, los hoteles gallegos suman ya más de 2,8 millones de turistas alojados y 5,8 millones de noches, con notables avances nuevamente tanto en los precios como en la estancia.

Así, en el período comprendido entre enero y agosto, los ingresos del sector se estiman en alrededor de 200 millones de euros, con su correspondiente repercusión en el desarrollo socioeconómico de diferentes geodestinos de la Comunidad y en la generación de empleo.

PEREGRINOS

En el campo particular del Camino de Santiago, a día de hoy se superan los 270.000 peregrinos, lo que supone un 8,5% más que en 2017. Se trata de personas de 169 nacionalidades distintas y que llegan de forma diversificada a través de los diferentes itinerarios jacobeos oficiales.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada