El BCE espera que el crecimiento continúe pese al aumento de ciertos riesgos

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, asiste a una comparecencia de la comisión de Asuntos Económicos del Parlamento Europeo (ECON) en Bruselas, Bélgica, hoy.

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, dijo hoy que la institución espera que la economía de la eurozona siga creciendo pese a que las amenazas por el proteccionismo, la vulnerabilidad en los mercados emergentes y la volatilidad en los mercados financieros son “más prominentes”.

En una comparecencia ante la comisión de Asuntos Económicos de la Eurocámara, Draghi recordó que el BCE revisó “ligeramente” a la baja este mes las previsiones de crecimiento para la eurozona, al 2 % en 2018 y al 1,8 % en 2019, una décima menos de lo previsto en junio en ambos casos, debido sobre todo al “comercio global más débil”.

Pese a la rebaja, la institución prevé que se mantenga un “crecimiento continuado con una base amplia” y considera que los riesgos para la eurozona son “en general equilibrados”, “aunque las amenazas de proteccionismo, vulnerabilidades en mercados emergentes y volatilidad en los mercados financieros se han hecho más prominentes recientemente”.

En cuanto a la inflación, Draghi apuntó que esperan que la inflación subyacente -que excluye el efecto de los precios de alimentos frescos y energía, los más volátiles- continúe aumentando debido al incremento de los salarios.

El BCE espera que la inflación se sitúe en el 1,7 % cada año entre ahora y 2020.

El presidente del ente emisor de la eurozona confirmó que reducirán las compras de activos a partir de octubre y hasta finales de año a 15.000 millones de euros al mes y que, si los datos confirman sus previsiones de inflación a medio plazo, pondrán fin entonces a las compras.

No obstante, insistió en que “esto no significa que nuestra política monetaria vaya a dejar de ser acomodaticia”, y confirmó que mantendrán los tipos de interés en su nivel actual “durante el verano de 2019”.

El BCE mantiene el tipo de interés al que presta a los bancos a una semana en el 0 %, cobra a los bancos un 0,4 % por el exceso de sus reservas a un día (facilidad marginal de depósito) y les presta a un día al 0,25 % (facilidad marginal de crédito).

Por otro lado, Draghi advirtió de que “diez años después del inicio de la crisis financiera, todavía hay importante trabajo sin terminar” para mejorar el marco legislativo de la Unión Europea.

Así, llamó a los eurodiputados a “aprovechar la oportunidad ahora” antes de que termine la legislatura, para garantizar un marco que dé estabilidad a los mercados y protección a los ciudadanos europeos.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada