Los trucos de los abuelos para ahorrar al hacer la compra

A quién no le ha pasado que en momento de ir al super compra productos que ni necesita o que al final terminan en la basura. A la larga afecta a nuestros bolsillos considerablemente. Si se quiere comenzar a evitar estos gastos, existen muchos métodos que se pueden emplear. Desde aplicaciones móviles hasta técnicas como la japonesa Kakebo, que permite ahorrar hasta un 25% del sueldo.

Sin embargo, los que mejores consejos tienen para ahorrar al hacer la compra son nuestros abuelos. Son los que han sabido superar dificultades y crisis económicas, saliendo airosos. Han sabido distribuir sus recursos de manera eficiente de manera que siempre haya comida en la mesa. Son los perfectos candidatos para compartir los mejores trucos para el ahorro. Tanto que, según Alimente, si seguimos sus consejos podremos ahorrar hasta 2000 euros al año.

El primero de los consejos es hacer las compras diariamente. Responde a la típica imagen de las abuelas yendo a comprar cada día lo que necesitan. Según Consumer, la mayoría de españoles hacen dos compras a la semana y solo un 14% adquiere sus alimentos a diario. Una de las principales desventajas de hacer grandes aprovisionamientos mensuales es la tentación de adquirir cosas extra y gastar más de lo debido.

El segundo gran consejo es evitar que las cosas caduquen. Estar atentos a los productos que hay en el frigorífico o despensa y priorizar su consumo antes que otro si la fecha de caducidad es antes. Puede que apetezca mucho comer un día pasta o arroz, pero si tienes carne que caduca en dos días es mejor que ese día vaya a la sartén.

Otro gran consejo con respecto a la caducidad es potenciar la propia creatividad y sentirse un reputado chef: si tienes varios productos que a priori no “pegan” el uno con el otro, pero van a acabar en el cubo de la basura si no se consumen pronto, prueba a juntarlos. Nunca se sabe, quizá seas un “Ferran Adriá” en potencia y lo descubras intentando ahorrar en la cocina.

Elegir bien es fundamental. Los consumidores pueden ahorrar una media de 947 euros al año en la cesta de la compra según compren en el supermercado más caro o en el más barato de la ciudad, de acuerdo con el estudio Supermercados 2018 elaborado por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU). Además, diversificar la compra eligiendo los productos más baratos en de diferentes tiendas o mercados incrementa más aun esa cifra.

En determinados productos muy poco perecederos y que consumas a menudo, sí puede ser buena idea comprar en mayor cantidad si están en oferta. Por ejemplo, latas de conservas o miel a mitad de precio. Serán más baratos que en otro momento y de cara al futuro nos harán no gastar mucho dinero.

Al final ahorrar es más sencillo de lo que parece. Parece que no, pero a base de “eurito por aquí y eurito por allá”, la suma a lo largo del año puede ser considerable.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada