Los mercados de deuda lastran a la Bolsa, que baja 1,44 % y pierde los 9.300

La Bolsa española ha bajado un 1,44 % esta semana, que le han llevado a perder los 9.300 puntos, en línea con la evolución de los principales mercados mundiales, arrastrados todos ellos por el repunte en los mercados de deuda que descuentan ya nuevas subidas de tipos en Estados Unidos.

Al cierre de la semana, el principal indicador de la Bolsa española cedió 135,30 puntos hasta situarse en 9.253,90 puntos, después de que hoy el indicador retrocediera un 0,65 %.

Los analistas están cada vez más convencidos de que la etapa de las políticas acomodaticias está llegando a su fin y en Estados Unidos se acelera la normalización de la política monetaria, tal como aconseja la fortaleza de su economía.

En Europa este proceso va un poco más lento, porque el mercado no espera subidas de tipos antes del segundo semestre de este año, aunque el BCE ya ha reducido a la mitad el programa de compra de deuda (hasta 15.000 millones de euros mensuales), al que pondrá fin al cierre de este año.

Los últimos datos de empleo en Estados Unidos publicados hoy reflejan 96 meses consecutivos de crecimiento -la racha más larga de bonanza de la historia de Estados Unidos- pero son peores de lo que esperaban los analistas.

También se ha difundido el dato de evolución de los salarios, que están creciendo a una tasa interanual del 2,8 %, lo que podría avivar las presiones inflacionistas.

La tensión entre las autoridades italianas y la Comisión Europea sigue en la lista de preocupaciones de los analistas. Aunque el Gobierno italiano ha suavizado algo sus posiciones, sigue en la tesis de que no cumplirá los objetivos de déficit pactados con las autoridades comunitarias.

Los inversores está también pendientes de Brasil, que el domingo celebra elecciones presidenciales pero las encuestas apuntan a una fuerte polarización del voto que no permitirá formar un gobierno fuerte.

Con este panorama, esta semana el foco estaba en el mercado de deuda, donde las subidas de rentabilidades han sido la nota dominante.

El bono americano se ha situado en niveles de 2011, con intereses superiores al 3 % (cierra la semana en el 3,20 %, frente al 3,061 % del viernes anterior).

La misma tendencia se ha observado en los principales mercados de deuda europeos: el bono alemán alcanzó los 0,562 % (frente al 0,470 % de una semana antes) y el español el 1,572 % (1,500 % el viernes pasado).

Sin embargo, la prima de riesgo española se mantuvo prácticamente estable, entre los 103 puntos de cierre de septiembre y los 100 en que ha terminado hoy, reflejo de que la evolución de la deuda española es semejante a la alemana.

No ocurre lo mismo con Italia, donde la prima subió desde los 268 puntos básicos de la semana pasada a los 284, por la incertidumbre sobre la estabilidad presupuestaria.

Entre los grandes valores del mercado español, los mayores descensos fueron para BBVA, que bajó un 4,13 % en la semana, seguido de Inditex, que cedió un 2,68 %.

En el lado de las ganancias, Telefónica sumó desde el viernes anterior un 1,50 % a su cotización y Iberdrola un 0,16 %.

En el mercado continuo, las alzas más destacadas fueron las de Inypsa, que subió un 22,16 % en la semana, seguido de Audax, con un 14,21 %; mientras, Abongoa A se dejó un 25,62 % de su valor y Renta Corporación un 13,77 %.

También los mercados europeos terminaron la ronda semanal con descensos, más acusados en el caso de Londres, que bajó un 2,55 %, París un 2,44 %, Milán un 1,77 % y Fráncfort un 1,10 %.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada