Fomento cifra en 2.000 millones el déficit de mantenimiento en las carreteras

Vista de la carretera A-3 dirección Valencia.

El secretario de Estado de Infraestructuras, Pedro Saura, ha cifrado en 2.000 millones el déficit de inversión en las carreteras españolas como consecuencia de la caída de las inversiones durante la crisis.

El secretario de Estado ha subrayado que seguridad significa conservación y mantenimiento, algo que se ha dejado de lado en los últimos años por la crisis a pesar de que es “clave para la sociedad”.

Durante su intervención en un acto celebrado en el Congreso con motivo del 40 aniversario de la Constitución, ha abogado, además, por la colaboración público privada para financiar infraestructuras, y ha subrayado que en España aún no se ha dado con un modelo estable para que los ciudadanos no pierdan y las empresas obtengan beneficios.

Saura ha subrayado que, tras converger con Europa, ahora lo que hay que preguntarse en España es cuánto invertir en infraestructuras, dónde y cómo invertirlo, y cómo financiarlo.

“Desde nuestro punto de vista, deberíamos concentrar la política de infraestructuras en tres prioridades: la seguridad, el derecho a la movilidad y el análisis de coste/beneficio”, ha afirmado Saura.

Por otra parte, el foco debería ponerse en lo que realmente necesitan los ciudadanos y, en este sentido, ha subrayado que mientras la alta velocidad fue usada por 21 millones de usuarios el año pasado, los trenes de Cercanías sumaron más de 424 millones de viajeros.

“Ahí es donde habría que poner el acento a la hora de centrar las inversiones, algo que no se ha hecho en los últimos años”, ha lamentado Saura, quien ha subrayado que analizar el coste beneficio es muy necesario.

Por otra parte, la inversión en infraestructuras debería ser “estable” y no depender del ciclo económico, según Saura, quien ha subrayado la importancia de la colaboración público privada para financiar infraestructuras.

No obstante, ha advertido de que en España aún no se ha encontrado un modelo de colaboración público privada para que los contribuyentes no sean los paganos o los que pierdan y que el sector privado tenga su beneficio razonable.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada