El Polisario pide a la UE negociar un acuerdo pesquero que “respete” el fallo del TJUE

Vista de un barco en el puerto pesquero de Dajla, en el Sahara Occidental.

El representante del Frente Polisario Mohamed Sidati pidió hoy a la Unión Europea (UE) negociar un acuerdo pesquero con el pueblo saharaui que “respete” la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) y consideró que el nuevo protocolo en tramitación no cumple con este mandato.

En un debate en la comisión de Pesca del Parlamento Europeo (PE), los eurodiputados analizaron con las partes la aplicación de este nuevo protocolo, adoptado en julio, que aún tiene que ser ratificado por el Parlamento Europeo (PE) y el Consejo.

La CE no participó en la primera parte del debate, en la que intervino el Frente Polisario, aunque sí acudió a la parte dedicada a los representantes marroquíes con un representante del Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE), que tildó el hecho de “una desgraciada coincidencia”, dado que el debate se solapó con otro sobre agricultura.

Según la CE, Bruselas “invitó al Frente Polisario a la negociación” sobre el acuerdo pero “no respondió”.

El Ejecutivo comunitario asegura que ha realizado consultas en Al Ayún y en Rabat para analizar si el pueblo saharaui respalda el acuerdo, algo que el Frente Polisario niega que se haya efectuado.

Este nuevo acuerdo, defendió Sidati en declaraciones, no ha contado con el “consentimiento” del pueblo saharaui, pese a la sentencia europea, que considera legal el acuerdo si bien no es aplicable en las aguas del Sáhara.

Pese a ello, el Gobierno marroquí y la Comisión Europea firmaron el 24 de julio en Rabat un nuevo acuerdo pesquero que sí incluye las aguas del Sáhara.

“Si no hay acuerdo con nosotros emprenderemos todas las acciones en el marco de la justicia , civil y penal”, afirmó Sidati.

Según la CE, la sentencia del TJUE “no declara que el acuerdo no se pueda hacer extensible al Sáhara y abre la puerta a una “posibilidad jurídica siempre que se respete el Derecho Internacional”.

“Las partes interesadas consideran que el pueblo saharaui sí se beneficia de este acuerdo. También hubo algunas críticas positivas. Hemos conseguido escuchar las voces legítimas de las personas afectadas por el acuerdo. Tenemos pruebas sólidas a la hora de afirmar que respetamos la sentencia”, argumentó el representante de la CE.

El representante de la asociación marroquí de armadores industriales, Mohamed Lamine Hormatollah, consideró que el acuerdo es beneficioso para la población del sur del Sáhara.

La CE mostró su “voluntad de lograr un enfoque sumamente equilibrado que no obstaculice el proceso de paz” auspiciado por Naciones Unidas.

La ONU estableció en 1991 una misión en el Sahara Occidental (Minurso) con el fin de facilitar un referéndum sobre el estatus de la excolonia española, pero las discusiones llevan años bloqueadas, pues Marruecos presentó una propuesta de autonomía para la zona, mientras que el movimiento independentista Frente Polisario insiste en la necesidad de convocar cuanto antes la consulta.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada