El sector del automóvil pide calma tras cuestionar Ford su negocio en Europa

La Generalitat Valenciana cree que la planta de Ford en Almussafes no corre peligro

El presidente de Ford, Mark Fields, y Greg Hart, vicepresidente de Ford para Servicios de Voz Amazon Echo y Alexa, hablan en una conferencia de prensa en la Feria Tecnológica CES. ARCHIVO.

La Asociación Valenciana de la Industria de la Automoción (AVIA) ha trasladado “un mensaje de tranquilidad” a los empleados del sector de la automoción y sus colaboradores después del anuncio de la dirección de Ford de poner en cuestión su negocio global en Europa.

Según un comunicado de la asociación, los proveedores de automoción radicados en la Comunidad Valenciana y asociados a AVIA han trabajado en los últimos años para que sus empresas sean “más flexibles y eficientes” y “más competitivas”, por lo que “están mejor preparadas para cualquier eventualidad que el mercado pueda traer”.

“No obstante -han advertido los responsables de AVIA-, cualquier decisión que adopte la empresa afectará a los proveedores”.

Por ello, los representantes del sector de la automoción han remarcado la necesidad de que los proveedores valencianos y españoles sean “más competitivos y flexibles” para que se mantengan las industrias.

“Tenemos también el reto de la industria por realizar un salto cualitativo hacia las nuevas innovaciones disruptivas que se introducen en el sector”, han manifestado, y “por tanto, debemos dar entrada a nuevas industrias y sectores” y “tener en cuenta las oportunidades que se abren para el desarrollo de coches autónomos, conectados y eficientes”.

Han asegurado que seguirán “trabajando y demandando a las administraciones que busquen nuevas inversiones para la Comunidad Valenciana que permitan diversificar nuestra cartera de clientes y nuestras posibilidades de generación de riqueza”.

AVIA reúne a 104 empresas relacionadas con el sector de automoción, de los sectores metalmecánico, plástico, ingenierías, servicios, logística envase y embalaje y consultoras.

ALMUSSAFES

El president de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha afirmado hoy que, tras reunirse con los representantes de la fabricante Ford en Almussafes (Valencia) la semana pasada, en estos momentos “no hay ninguna novedad” que pueda provocar “alguna acción que ponga en peligro” a la planta automovilística.

“Estamos en permanente comunicación”, ha puntualizado Puig ante los medios durante el pleno del Comité Europeo de las Regiones (CdR) en Bruselas de este miércoles, aunque “es evidente que cuando hay un problema de mercado, las empresas tienen que tomar decisiones”.

La dirección de la estadounidense Ford anunció ayer martes a los sindicatos de sus plantas en Europa que ha puesto en cuestión su negocio global en este continente, que tomará decisiones “difíciles y duras” y que revisará la producción de cada planta, entre ellas la valenciana de Almussafes, y que concretará las medidas a adoptar en una próxima reunión, fijada para el 15 de noviembre.

El president ha asegurado que la factoría de Almussafes “es la más competitiva de Ford Europa”, pero ha reconocido que en todo caso “son decisiones que ha de tomar la compañía”.

“Ford es mucho más que una factoría que emplea a casi 9.000 personas -ha indicado-; es un factor de crecimiento y desarrollo de todo un clúster del automóvil que ha generado miles de puestos de trabajo y centenares de empresas que, más allá de trabajar en Ford, están trabajando para muchas otras instaladas en gran parte del mundo”.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada