Costa alivia la austeridad presupuestaria en un año electoral en Portugal

El ministro luso de Finanzas, Mario Centeno, presenta el borrador de los presupuestos 2019 en Lisboa (Portugal) hoy, 16 de octubre de 2018.

El Presupuesto de Portugal para 2019, el último del Gobierno socialista, es el menos austero de la legislatura, aunque mantiene el “rigor” y se ajusta el marco euro, con un crecimiento del 2,2 %, un déficit del 0,2 %, el más bajo de la democracia, y un desempleo del 6,3 %.

El proyecto, que marcará el rumbo de la cuentas públicas durante 2019 -año de elecciones legislativas-, prevé una deuda del 117 por ciento del PIB, incluye un alivio de la presión fiscal sobre las familias, incentivos para los emigrantes que vuelvan al país y mejoras en capítulos como salud, educación y transporte.

Las cuentas de 2019 constituyen “un marco histórico para Portugal” tras “19 trimestres sucesivos de crecimiento económico”, afirmó hoy Mario Centeno, el ministro de Finanzas, durante la presentación del proyecto ante la prensa.

“La riqueza de las empresas y las familias financiará el crecimiento de la economía, un crecimiento sustentable, no hay una forma más saludable de crecer”, insistió.

El déficit del 0,2 por ciento del PIB “es un objetivo creíble y alcanzable”, según el hombre fuerte del equipo de António Costa, que apreció un “escenario” que tiene un equilibro que da “confianza”.

Centeno evitó entrar en el debate sobre el presunto carácter electoralista del Presupuesto y subrayó que el proyecto respeta el “rigor” y el marco de convergencia de la zona euro, y permite a Portugal atender sus compromisos internacionales.

La propuesta, que los socialistas han negociado con sus socios de izquierda, incluye una subida extraordinaria de las pensiones para garantizar un incremento mínimo de 10 euros y reduce los recortes en las prejubilaciones.

En educación, establece la gratuidad de los libros de texto en primaria y secundaria y limita los precios de las matrículas universitarias.

Además, bonifica el transporte y rebaja la factura de la luz en un 5 % durante 2019 y 2020.

El capítulo de salud será “una de las prioridades de las políticas sociales”, dijo Centeno, que anunció la creación de cinco hospitales y nuevos mecanismos de financiación.

La salud es precisamente una de las asignaturas pendientes de la legislatura de los socialistas, que no han logrado remontar el déficit estructural del sistema público ni aliviar la conflictividad en el sector, motivos que determinaron el relevo del ministro del ramo en la remodelación acometida por Costa esta semana.

La Administración Pública, otro de los grandes frentes de conflictividad, recibirá el mayor incremento salarial de la última década, según Centeno, con un aumento de las promociones a los trabajadores, en un “reflejo de la enorme apuesta por la recuperación de las condiciones de trabajo de la función pública”.

Esta legislatura, entre 2015 y 2019, “ha permitido demostrar que es posible implementar políticas distintas y cumplir todos los compromisos del programa de Gobierno”, subrayó Centeno, con 400.000 empleos creados, un déficit público “en un punto de equilibrio” y una caída de 10 puntos porcentuales en la deuda pública.

“Portugal tuvo durante estos años el mejor desempeño financiero de los países de la Unión Europea”, agregó el titular de Finanzas, convencido de que “es un mérito de los portugueses en la superación de las dificultades”.

El borrador del Presupuesto fue entregado anoche al Parlamento, precisamente el mismo día en que tomaron posesión los nuevos ministros de Economía, Salud, Defensa y Cultura, en la mayor renovación de Gobierno de los últimos 17 años en Portugal.

La tramitación parlamentaria de las cuentas públicas comenzará el próximo 29 de octubre para su votación el 29 de noviembre.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada