Mayor pesimismo económico desde 2007 por temor a ajustes de Fed

El pesimismo sobre la economía mundial aumenta en medio de las crecientes tensiones comerciales y las expectativas de que el banco central de Estados Unidos continuará ajustando su política monetaria a pesar del alboroto en los mercados de valores.

Los administradores de fondos encuestados por Bank of America Merrill Lynch este mes están acumulando efectivo al tiempo que se muestran más bajistas respecto a la actividad mundial en una década, y temen el final de la larga expansión. Un récord de 85 por ciento de los administradores de fondos dice que la economía mundial está al final de un ciclo, 11 puntos porcentuales por encima del máximo anterior registrado en diciembre de 2007.

“Los inversores son bajistas respecto del crecimiento global”, escribió Michael Hartnett, estratega jefe de inversiones.

Los inversionistas que piensan que el crecimiento se desacelerará en los próximos 12 meses alcanzaron el 38 por ciento, la perspectiva más negativa desde noviembre de 2008. También se espera que las ganancias globales se deterioren.

Las posiciones a largo en el quinteto FAANG compuesto por Facebook, Amazon, Apple, Netflix y Alphabet (empresa matriz de Google) y su equivalente chino, el trío BAT de Baidu, Alibaba y Tencent, se consideraron la transacción más concurrida por noveno mes consecutivo. La encuesta se llevó a cabo entre el 5 y el 11 de octubre, un período durante el cual las acciones de EE.UU. cayeron más de un 5 por ciento debido a que algunos de los títulos con impulso alcista mencionados anteriormente y que albergaban a fondos de cobertura, cayeron fuertemente.

Los encuestados indicaron que habían comprado acciones de energía y materiales, al tiempo que vendieron acciones cíclicas y de crecimiento en octubre, mientras que la posición sobreponderada en las acciones de tecnología bajaron 6 puntos porcentuales. Los niveles de efectivo se mantuvieron estables a una elevada tasa de 5,1 por ciento.

Esta vez, la Reserva Federal no está aquí para calmar a los inversores. Por el contrario, la proporción de administradores de fondos que dijeron que el ajuste cuantitativo era el mayor riesgo de cola para los mercados se duplicó con creces al 31 por ciento, aunque la guerra comercial siguió siendo la principal fuente de preocupación.

El ajuste de la Fed está “causando que las esperanzas de EE.UU. disminuyan”, escribió Hartnett, quien aconseja a los inversionistas que vendan en cualquier repunte en las acciones el cuarto trimestre. Y la gran mayoría de los encuestados por Bank of America cree que el índice S&P 500 tendría que caer a al menos 2.500 antes de que el banco central de EE.UU. postergue las alzas en las tasas. Eso significa que el precio de ejecución ante cualquier medida de la Fed requeriría un 9 por ciento de reducción adicional.

El 59 por ciento de los encuestados considera que sería negativo para el S&P 500 que los demócratas arrasen en las elecciones de mitad de período de noviembre y ganen control tanto en la Cámara de Representantes como en el Senado. Como tal, los inversionistas han renunciado al comercio de acciones de “EE.UU. primero” después de apostar por la divergencia el mes pasado. Japón ha suplantado a EE.UU. como la región más favorecida por los inversionistas en acciones, aun cuando se espera que las empresas estadounidenses registren mejores ganancias.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada

Etiquetas: