May eliminaría demanda clave para llegar a acuerdo sobre brexit

La primera ministra británica, Theresa May, posa junto al presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, el 17 de octubre de 2018 en Bruselas.

La primera ministra del Reino Unido, Theresa May, estaría dispuesta a eliminar una de sus demandas clave sobre el brexit con el fin de resolver el problema de la frontera irlandesa y despejar el camino para llegar a un acuerdo, según personas cercanas al asunto.

La solución abre la posibilidad de que Gran Bretaña termine vinculada indefinidamente a las normas aduaneras de la Unión Europea. Si bien eso es algo que quieren el bloque y muchas empresas, se corre el riesgo de detonar una crisis en el gobierno de May.

Hasta ahora, la mandataria ha insistido en que la garantía legal para impedir que surja una nueva frontera en la isla de Irlanda debería ser limitada. May e integrantes a favor del brexit de su Partido Conservador quieren una fecha de término para dicha norma a fin de evitar retrasar la salida del Reino Unido y garantizar que el país esté exento de las normas aduaneras de la UE para alcanzar sus propios acuerdos comerciales en todo el mundo.

No obstante, la UE rechazó su postura y las negociaciones llevan meses estancadas.

Ahora May y su equipo de asesores sobre el brexit aceptan la idea de la UE de que debe ser abierta para una solución “duradera”, detalló una de las fuentes. La propuesta es que todo el Reino Unido permanezca vinculado a las normas aduaneras de la UE como una especie de cláusula de garantía. También habría nuevos controles de bienes entre Irlanda del Norte y Gran Bretaña continental.

El problema para los pro-brexit en el Gabinete de May es que lo que se acuerde como solución para la frontera irlandesa podría convertirse en un statu quo a largo plazo para todo el Reino Unido. Empresas han pedido a Gran Bretaña que permanezca en la unión aduanera para facilitar el comercio con el bloque, opción que el negociador de la UE Michel Barnier ha ofrecido varias veces como una forma de salir del estancamiento. En el Parlamento, el opositor Partido Laborista también presiona por seguir en la unión aduanera.

El tema de evitar una frontera dura entre el Reino Unido y la República de Irlanda ha retrasado el avance de las negociaciones sobre el Brexit desde marzo. Se acaba el tiempo para que los equipos de negociación de la UE y Gran Bretaña acuerden los términos de la salida y esbocen los futuros acuerdos comerciales antes de que los británicos abandonen el bloque el 29 de marzo.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada