‘Océano Profundo 2018’, para recolectar información crítica y prioritaria sobre las aguas profundas del Caribe

Fotografía cedida por la Oficina Nacional de Océanos y Atmósfera (NOAA) donde aparece el buque Okeanos Explorer que junto a sus afiliados llevarán a cabo la exploración “Océano Profundo 2018” para recolectar hasta el próximo 20 de noviembre información crítica y prioritaria sobre las poco exploradas aguas profundas que rodean el Caribe.

Un grupo de expertos y científicos de la Oficina Nacional de Océanos y Atmósfera (NOAA, en inglés) comienza hoy una expedición de 22 días alrededor de Puerto Rico y las Islas Vírgenes de los EEUU para estudiar las profundidades, los hábitats de corales y peces y averiguar los riesgos de terremotos en la zona.

A bordo del buque Okeanos Explorer, la NOAA y sus afiliados llevarán a cabo la exploración “Océano Profundo 2018” para recolectar hasta el próximo 20 de noviembre información crítica y prioritaria sobre las poco exploradas aguas profundas que rodean el Caribe.

Según un comunicado de la NOAA, las aguas profundas de Puerto Rico y las Islas Vírgenes estadounidenses contienen una gran diversidad de hábitats de corales y peces de aguas profundas, cañones submarinos, montes submarinos, trincheras, características geológicas únicas y otros hábitats pocos conocidos.

Para ello, la NOAA utilizará un vehículo de última generación operado por control remoto (ROV, en inglés), capaz de sumergirse a profundidades de 6.000 metros.

Las exploraciones incluirán expediciones de 24 horas con inmersiones diarias del ROV a profundidades de entre 250 y 6.000 metros, ejercicios nocturnos de trazo de mapas a profundidades de 6.000 metros y participación continua desde la costa por medio de la tecnología remota.

La NOAA usará la tecnología telerremota para transmitir en vivo datos a un equipo de científicos situado en la costa que ayuda con la planificación y la ejecución de la expedición.

El barco posee modernos sistemas de navegación por sonido, un perfilador (instrumento científico) del subsuelo marino y otro perfilador de corrientes para recopilar datos de trazo de mapas en áreas del lecho marino.

NOAA explicó que esta expedición será una de varias que realizará hasta el año 2020, con el fin de contribuir directamente al Consorcio del Lecho Marino Atlántico para la Investigación y Exploración Integrada, un programa multianual de colaboración multinacional enfocado en incrementar su conocimiento colectivo del Océano Atlántico.

Fotografía cedida por la Oficina Nacional de Océanos y Atmósfera (NOAA) donde aparece el “Deep Discoverer”, el vehículo operado por control remoto dedicado al buque Okeanos Explorer que junto a sus afiliados llevarán a cabo la exploración “Océano Profundo 2018” para recolectar hasta el próximo 20 de noviembre información crítica y prioritaria sobre las poco exploradas aguas profundas que rodean el Caribe.

Además de estar prácticamente inexploradas, las aguas profundas de Puerto Rico y las Islas Vírgenes estadounidenses también incluyen diferentes áreas donde se necesita más información para respaldar decisiones de manejo de recursos naturales, agregó la NOAA.

De acuerdo con la NOAA, las aguas profundas habitadas por especies de interés comercial, como el mero y pargo, así como las zonas más profundas de las áreas marinas protegidas en esta región, permanecen en su mayoría sin explorar.

La NOAA destacó además que el Mar Caribe -al sur de Puerto Rico- es un área de actividad tectónica activa, que está sujeta a terremotos, derrumbes y otros peligros submarinos geológicos.

Por ello, esta expedición explorará varias de estas áreas geológicas de interés y así proporcionará información importante sobre peligros geológicos pasados, presentes y futuros.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada