La UE enfila la negociación definitiva para prohibir los plásticos de un solo uso

Dos bolsas de tela con el mensaje “Di no a las bolsas de plástico”.

Las instituciones de la Unión Europea iniciarán la próxima semana la negociación final entre el Consejo de la UE, la Comisión Europea (CE) y el Parlamento Europeo (PE) para prohibir ciertos plásticos de un solo uso a partir de 2021.

Las negociaciones a tres bandas arrancarán la próxima semana, informó el Consejo en un comunicado después de que los Estados miembros de la UE fijaran su posición para reducir la contaminación en los océanos a través de la prohibición de plásticos como los de los bastoncillos para los oídos, los cubiertos o las pajitas, entre otros.

El PE aprobó el pasado 24 de octubre su postura, que resulta más ambiciosa que la propuesta inicial de la Comisión Europea y sugiere que también desaparezcan del mercado los productos de plástico oxo-degradable y los contenedores de comida rápida de poliestireno expandido.

El consumo de determinados productos que resultan contaminantes, pero para los que no existe alternativa, tendrá que reducirse al menos el 25 % para 2025, categoría en la que se incluyen los envases de un solo uso para hamburguesas, bocadillos, frutas, verduras, postres y helados, siempre según la propuesta de la Eurocámara.

Además, los países tendrán que diseñar planes nacionales para incentivar el uso de productos que puedan ser reutilizados o reciclados, entre otras medidas para una normativa comunitaria cuya tramitación se espera que finalice antes de las elecciones europeas del próximo mayo.

Por su parte, los Estados miembros decidieron, a través de una reunión de sus embajadores ante la UE, que quieren además que la nueva normativa clarifique los materiales que se consideran de un solo uso y pidieron a la Comisión Europea que elabore directrices al respecto.

Las capitales también defenderán que los platos de papel recubiertos de plástico entren en la lista de productos cuyo consumo deba reducirse, según informó el Consejo.

Asimismo, reclaman que la obligación de contribuir a financiar la limpieza de ese tipo de materiales se aplique no solo a los productores de plástico, como reclama la Eurocámara, sino también “a algunas empresas que importan o venden en la Unión Europea productos o embalajes con plásticos de un solo uso”.

Entre otras medidas, el Consejo reclama además que se mejore el etiquetado de los productos para que el consumidor disponga de mejor información para decidir sus compras.

La primera ronda de negociaciones a tres bandas está programada para el próximo 6 de noviembre.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada
2