Sánchez se compromete a reforzar las sanciones contra las empresas morosas

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su intervención en la entrega de los V Premios Cepyme, convocados por la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa con el objetivo de reconocer la contribución de las pymes y de los empresarios autónomos al progreso económico y social de España.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se ha comprometido hoy a reforzar las sanciones contra las empresas morosas en el marco de la proposición de Ley que se tramita en el Congreso y ha abogado por mejorar la financiación a las pymes y por las segundas oportunidades.

Sánchez, que ha clausurado hoy la V Edición de Premios Cepyme, en la que se ha premiado a 11 pequeñas y medianas empresas españoles por su labor en diferentes ámbitos y por contribuir a la riqueza de la economía española, ha dicho que “no podemos dejar a nadie atrás” y que es injusto no reconocer al empresario que se ha caído por la crisis económica.

Ha señalado que “tendríamos que premiar las segundas y las terceras oportunidades” y, en este sentido, ha ironizado con su trayectoria política, en la que también tuvo una segunda oportunidad.

“Yo también en mi trayectoria he tenido otra oportunidad y ahí me tendréis, al menos de manera empática”, ha añadido, y después ha reconocido: “lo fácil que es caer y lo difícil que es levantarse”.

Sánchez se ha comprometido a impulsar la Ley de lucha contra la Morosidad, cuya ponencia empezará a debatirse próximamente en la Comisión de Economía del Congreso, y ha considerado que con multas más elevadas se puede aliviar la morosidad den las empresas.

El presidente del Gobierno ha acudido acompañado de las ministras de Industria, Reyes Maroto, y de la de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio, y ha subrayado que las pymes han resistido una crisis “atroz” gracias a su internacionalización.

Les ha pedido que sigan con voluntad y actitud de “no resignación” para seguir creando empleo y les ha tendido la mano para escuchar sus recomendaciones en materia de reformas, al igual que ha hecho con los partidos políticos frente a los Presupuestos de 2019, que “están llenos de sentido común y no son partidistas”.

“Este Gobierno tiene muy claro que tiene que apoyar a una España que trabaja mejorando la vida de la gente, una España emprendedora”, ha señalado.

El presidente de CEPYME, Antonio Garamendi, ha pedido a Sánchez durante su discurso mejorar la Ley de Morosidad, porque es el principal problema que afrontan las pymes, tanto la morosidad privada como pública.

“Hoy el primer problema no es la financiación ni los bancos, sino la morosidad que soportamos”, ha dicho Garamendi, que ha reclamado unidad de mercado y frenar las trabas administrativas.

Ha indicado que el reto es la globalización y el empleo del futuro que viene de la mano de las nuevas tecnologías y ha pedido a la ministra de Trabajo que se involucre en la Agenda 2030.

Garamendi también ha agradecido al presidente de la CEOE, Juan Rosell, que dejará la presidencia este mes, los “años compartidos y su labor” al frente de la patronal empresarial.

El presidente de CEPYME será previsiblemente el sucesor de Rosell, ya que es el único candidato a la presidencia de la CEOE en las elecciones que se celebrarán el próximo 21 de noviembre.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada