Contagiar en Chile la armonía jamón y vino

Un cortador rellena un plato de jamón serrano español junto a una copa de vino tinto durante la presentación hoy, jueves 15 de noviembre de 2018, del evento “Ham and Wine”, celebrado en Santiago (Chile).

El Consorcio del Jamón Serrano Español quiere generar en Chile una cultura de consumo que disfrute de la “experiencia gastronómica” que supone degustar ese alimento, y encontró hoy en el vino chileno al aliado perfecto para lograrlo.

Así lo expresó el marketing manager Consorcio del Jamón Serrano Español, Carlos del Hoyo, quien encabezó hoy en la capital chilena un acto social con el jamón serrano y el vino chileno como protagonistas para trasladar al consumidor del país austral este gusto culinario tan arraigado en España.

“Es un matrimonio que conocemos muy bien en España, la cultura del vino y la cultura del jamón están presentes desde tiempos inmemoriales y ese matrimonio y esas dos culturas creo que tienen mucho recorrido aquí en Chile”, dijo Del Hoyo.

El representante del Consorcio, agrupación que comprende 29 empresas españolas productoras de jamón serrano, comentó que tanto a la cultura española como a la chilena les gusta socializar y que, por tanto, el vino “como bebida social” y el jamón serrano “como experiencia gastronómica” también se entienden perfectamente en el país austral.

Para mostrar la exquisita combinación que forman los dos productos, el Consorcio organizó el acto “Ham & Wine” en la tienda principal de El Mundo del Vino, en la capital chilena, en el que se pudo degustar jamón serrano de calidad y hasta cinco variedades de vino de la Viña Miguel Torres, de origen español pero presente en Chile con producción propia en este país desde 1979.

Varios cortadores repartieron jamón serrando de las empresas del Consorcio, al tiempo que se servían copas de vino a los alrededor de 150 personas que acudieron al evento, incluidos chefs, periodistas especializados, gerentes y directivos de hoteles y restaurantes, celebridades, distribuidores e importadores.

El sello del Consorcio del Jamón es garantía de “calidad”, de una exhaustiva selección de las piezas de jamón, de un proceso que permite que el producto llegue al consumidor en el mejor momento -con una media de 14 meses de curación-, “y eso para el operador internacional, tener una calidad estandarizada, facilita crear marca y habito de consumo”, dijo Del Hoyo en su alocución en el evento.

El Consorcio del Jamón Serrano Español nació en 1990 como agrupación de marcas líderes en la elaboración y exportación de ese producto, unidas con el objetivo de homologar un jamón serrano exclusivo y de alta calidad para su comercialización en los mercados de todo el mundo.

En Chile, en los últimos tres años, el consumo de jamón serrano ha aumentado casi en un 700 %, y el volumen de importación pasó de 837 piezas en 2015 a 5.733 en 2017, según cifras del Consorcio del Jamón Serrano Español.

“España en la actualidad vende en Chile 18 millones de dólares en productos porcinos y el jamón serrano es la estrella. Estamos tratando de que aumente el conocimiento y la demanda”, dijo a Efe el consejero económico de la Embajada de España en Chile, Íñigo Febrel.

Respecto a la combinación estrella de la noche, Febrel comentó que “el jamón sólo está muy rico pero con una copita de vino está superior”.

Para Íñigo Osborne, brandmanager de la Viña Miguel Torres en Chile, que el Consorcio del Jamón Serrano quiera promocionar su producto en el país austral es “una gran noticia”.

Torres comentó que en Chile el concepto del bar de tapas típico de España en el que tomar, por ejemplo, una copa de vino y un poco de jamón aún no está muy extendido, pero que con iniciativas como esta los restauradores pueden ver una oportunidad.

Las empresas que conforman el Consorcio del Jamón Serrano producen el 40 % del total de producción de este alimento en España y representan el 75 % de las exportaciones.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada