Uno de cada cuatro contratos firmados en octubre duró menos de una semana

Uno de cada cuatro contratos firmados en el mes de octubre, en concreto, un 26,8 % del total, tuvo una duración de una semana o menos, según los últimos datos del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE).

El mes de octubre se volvió a caracterizar por el volumen de contratos temporales de muy corta duración, ya que de los 2,2 millones de contratos registrados, 600.533 duraron menos de una semana y 821.754, un máximo de un mes.

De acuerdo con el registro del SEPE, un total de 2.001.129 contratos fueron temporales, lo que suponen casi el 90 % de los 2.243.585 firmados.

Por el contrario, solo 242.324, un 10,8 % del total, tuvo carácter indefinido, con una mayor firma de contratos fijos entre hombres que entre mujeres (53,6 % frente a 46,4 %).

Pese a ser menos numerosos, los contratos indefinidos crecieron a un mayor ritmo interanual (19,6 %) que los temporales (9,37 %).

Del análisis de los datos del SEPE también se desprende la creciente parcialidad de la contratación temporal, que ha aumentado un 8,12 % anual, y que supone que uno de cada tres contratos firmados en octubre fueron temporales y a jornada parcial.

La mayor parte de los contratos temporales (62,4 %) se hicieron en el sector servicios, donde destaca, además, que ha prevalecido la contratación de corta duración. En concreto, de los 1.593.580 contratos firmados en este sector, 641.176 duraron un mes o menos.

Las actividades que mayor número de contratos temporales contabilizaron en octubre fueron la de agricultura, ganadería, caza y servicios (300.997), seguida por los servicios de comidas y bebidas (287.505), el comercio minorista (112.538), los servicios de alojamiento (101.988) y las relacionadas con la educación (98.779).

Durante el mes de octubre fueron las empresas más pequeñas, de hasta 25 trabajadores, las que más contratos realizaron, tanto temporales (937.900) como indefinidos (139.020).

En cuanto al nivel de estudios, casi el 95 % de los contratos firmados por los trabajadores sin estudios fueron temporales, mientras que este porcentaje se reduce al 80,4 % para los titulados en segundo o tercer ciclo universitario -licenciados, graduados con máster o doctores-.

Otros datos más generales sobre la contratación temporal reflejan que el 81,1 % del total de los contratos firmados en octubre se suscribieron bajo la figura de eventuales por circunstancias de la producción o temporales por obra y servicio.

Esta situación lleva años siendo denunciada por los sindicatos, que llaman la atención acerca del incremento del número de contratos temporales y sobre todo de los de muy corta duración y de los firmados a tiempo parcial, ya que según CCOO “apenas se traducen en empleo”.

Asimismo, UGT insta al Gobierno a perseguir la contratación temporal y a tiempo parcial injustificadas, al tiempo que advierte de que parte del aumento de la contratación indefinida se debe a la proliferación del contrato para emprendedores.

A este respecto, la secretaria de Estado de Empleo, Yolanda Valdeolivas, anunció a principios de este mes de noviembre que el Gobierno sustituirá este contrato de apoyo a emprendedores por otro más garantista y equilibrado.

Con estas medida, junto a la puesta en marcha del Plan Director por un Trabajo Digno, el ministerio que dirige Magdalena Valerio pretende atajar la excesiva temporalidad y parcialidad involuntaria del mercado laboral.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada