Sin más recursos, en 5 años la ciencia será insostenible, dice la presidenta del CSIC


La presidenta del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Rosa Menéndez.

La presidenta del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Rosa Menéndez, ha advertido hoy de que sin más recursos, en 4 o 5 años hacer ciencia en el CSIC será “insostenible”, sobre todo para los grupos de investigación básica, que son los que más han sufrido los recortes de la crisis.

En una rueda de prensa antes de participar en el primer gran encuentro de científicos del CSIC, Menéndez ha recordado que aunque la crisis ha afectado mucho a la investigación del CSIC, “la ciencia no ha parado”, gracias al esfuerzo de los científicos del organismo y a que “teníamos equipamiento de la etapa anterior”.

En estos años, los científicos han seguido trabajando con proyectos financiados desde Europa y mediante colaboraciones con otros países y con empresas pero todo eso “no es suficiente: Si queremos mantener el nivel de producción, hay que reforzar los recursos, si no, en cuatro o cinco años esto será insostenible”.

Menéndez ha recordado también que desde 2011, el CSIC ha perdido casi un 30% de la plantilla, y que actualmente cuenta con unos 11.000 trabajadores, 3.000 de ellos científicos.

El problema es que, además de haber perdido empleados durante estos años, “tenemos plantillas muy envejecidas, tanto que si no se refuerzan pronto, tendremos que cerrar centros”.

Para Menéndez, el problema de la ciencia en España es que el sistema no es capaz de retener el talento porque la oferta de empleo pública es escasa y hay poco que ofrecer a los jóvenes científicos, y esto nos hace perder “un potencial enorme”.

“Es importantísimo que seamos capaces de mantener a nuestros jóvenes pero también que podamos contratar a los científicos extranjeros y reforzar nuestra plantilla y atraer a los mejores”, porque todos estos aspectos son indispensables para mantener la excelencia del mayor organismo público de investigación, ha dicho.

Menéndez se ha mostrado confiada en que antes de final de año, el Gobierno tendrá listo un paquete de reformas que contemple “si no todas, al menos gran parte” de las reclamaciones del CSIC, unas medidas que le permitirían ser más flexible (en contratación y en control de gastos) y estar menos “burocratizado”.

“El CSIC necesita un cambio profundo. Funciona y hacemos ciencia de excelencia pero hay que ser exigentes y plantearse retos más allá para ser un referente nacional e internacional”, ha concluido.

Por su parte, el vicepresidente de Investigación Científica y Técnica, Jesús Marco, ha recordado que el CSIC, junto a los sindicatos, la Función Pública y el Ministerio de Hacienda, siguen trabajando para cerrar un acuerdo que permita consolidar a cerca de mil trabajadores eventuales.

Sin embargo, para recuperar la plantilla y llegar a los 16.000 empleados que había en 2011 y reforzar el equipamiento, sería necesario aumentar un 20% la financiación del CSIC, ha dicho.

En declaraciones a Efe, el exdirector del Instituto de Neurociencias de Alicante, Juan Lerma, ha considerado que el CSIC está en un “momento crítico” que debe revisarse porque, junto a la falta de fondos, “tenemos otros problemas como una falta de organización ágil, moderna y flexible”.

“Tenemos una estructura decimonónica” que “encorseta” el trabajo de los laboratorios y “no nos permite ser competitivos con nuestros colegas en el extranjero. Es un sistema ridículo”, ha concluido.

En la misma línea, el director del Instituto de Estudios Espaciales de Cataluña (IEEC-CSIC), Ignasi Ribas, ha lamentado los enormes problemas del centro para “fidelizar” a los ingenieros dedicados a la ciencia y para atraer y mantener a esta mano de obra frente a las ofertas de grandes corporaciones empresariales internacionales.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada