La Eurocámara y los países no logran pactar el presupuesto de la UE para 2019

La Eurocámara y los países de la Unión Europea (UE) no lograron alcanzar un acuerdo sobre el presupuesto comunitario para 2019 dentro del plazo fijado, que expiró ayer a medianoche, por lo que la Comisión Europea (CE) debe proponer ahora unas nuevas cuentas que puedan ser pactadas antes de fin de año.

La Eurocámara y los países de la Unión Europea (UE) no lograron alcanzar un acuerdo sobre el presupuesto comunitario para 2019 dentro del plazo fijado, que expiró ayer a medianoche, por lo que la Comisión Europea (CE) debe proponer ahora unas nuevas cuentas que puedan ser pactadas antes de fin de año.

El Parlamento Europeo y el Consejo (que representa a los países) tienen igual poder de decisión con respecto al presupuesto comunitario y fracasaron en el intento de acuerdo después de tres semanas de negociaciones para intentar acercar sus posturas, que era más ambiciosa que la del Ejecutivo comunitario en el caso de la Eurocámara y menos en el de los Estados.

Ambas instituciones explicaron que la principal divergencia reside en que el Parlamento quiere poder utilizar fondos que no se gastaron del presupuesto de 2017 para complementar la dotación del programa de investigación Horizonte 2020 en 2019, algo a lo que se niega el Consejo por considerar que sentaría “un precedente con consecuencias desconocidas para el futuro”.

Asimismo, según el Consejo, la Eurocámara habría preferido tener una contribución menor del presupuesto comunitario para financiar la Facilidad para Refugiados en Turquía.

La UE acordó dar 3.000 millones de euros a este proyecto para asistir a refugiados en el país vecino, de los que 1.000 procederían de contribuciones de los Estados miembros y los restantes 2.000 del presupuesto comunitario.

Tanto el presidente de la comisión de Presupuestos de la Eurocámara, Jan Arthuis, como el ministro de Finanzas austríaco, Hartwig Löger, cuyo país preside este semestre el Consejo de la UE, confiaron en lograr un acuerdo antes de fin de año sobre la base de la nueva propuesta que el Ejecutivo comunitario presentará a finales de este mes.

Si no se llegase a un acuerdo en este año, para 2019 se aplicaría el sistema provisional denominado de “doceavos”, que no permite gastar más de un doceavo de las apropiaciones del presupuesto del año anterior cada mes.

La propuesta inicial de presupuesto de la Comisión Europea preveía 165.619 millones de euros de compromisos (el importe máximo de pagos futuros a los que se puede comprometer la UE), un alza del 3,1 % con respecto al año anterior.

El Consejo, por su parte, proponía 164.100 millones de euros en compromisos, mientras que los eurodiputados pedían 166.300 millones de euros, posiciones que finalmente ha sido imposible reconciliar.

En lo que sí partían con consenso tanto Gobiernos como eurodiputados es en que se ponga el foco en empleo, juventud, migración, seguridad o inversión.

En 2018, Estados y Eurocámara acordaron 160.100 millones en compromisos y 144.700 millones en pagos.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada