La OCDE constata el fin de la expansión económica mundial

Laurence Boone, OECD Chief Economist.

La OCDE advirtió hoy de que la economía mundial ha alcanzado su pico en 2018 e iniciará el año que viene una desaceleración como consecuencia de las tensiones comerciales, condiciones financieras más estrictas y la subida de los precios del petróleo.

El panorama perfilado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) en su informe semestral sitúa en el 3,7% el avance del producto interior bruto (PIB) global en 2018, mismo porcentaje que en su análisis interino de septiembre, y lo baja dos décimas para 2019, hasta el 3,5%, misma cifra que para 2020.

“El mundo ha evolucionado y hay nuevos desafíos, pero el proteccionismo no es la respuesta. No vemos ganadores en las guerras comerciales, solo perdedores”, señaló su secretario general, Ángel Gurría, para quien de las conclusiones alcanzadas “emerge claramente la necesidad de cooperación internacional”.

El organismo admite que aunque las condiciones del mercado laboral siguen mejorando, “con la tasa de desempleo de la OCDE ahora en su nivel más bajo desde 1980”, el crecimiento de la inversión y del comercio ha sido más suave de lo esperado y la confianza no acaba de despegar.

Su economista jefe, Laurence Boone, recalca que la tensión comercial ha aumentado la incertidumbre para los negocios, sobre todo en zonas estrechamente vinculadas a Estados Unidos y China, y alerta también de un alza de la incertidumbre política y geopolítica en Europa, fruto del “brexit” (salida del Reino Unido de la Unión Europea), en Oriente Medio y Venezuela.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada