El líder de CEOE insta a los empresarios españoles a aprovechar la apertura de Cuba

García Legaz pide más medios para paliar deuda de Cuba con empresas españolas

El presidente de la CEOE Antonio Garamendi, en una reunión con empresarios españoles que tienen intereses en Cuba.

El presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Antonio Garamendi, instó hoy en La Habana a los empresarios españoles a aprovechar el actual proceso de reformas económicas de Cuba para afianzar su posición en el mercado de este país.

Garamendi aseguró que existe un “cambio gradual en Cuba que merece la atención de los empresarios españoles”, en un discurso durante un foro empresarial en el que participaron más de 250 directivos españoles con la presencia del presidente de Gobierno, Pedro Sánchez, de visita oficial en La Habana.

El líder de la patronal reconoció que el proceso de apertura iniciado por el Gobierno cubano es “lento” y no exento de “problemas”, pero consideró “positivo que las empresas puedan contribuir a mejorar el clima de negocios” en esta isla de 11 millones de habitantes.

También apreció la “voluntad y los esfuerzos del Gobierno cubano por cambiar la ley”, en referencia al proceso en curso de promulgación de una nueva Constitución, que contemplará la inversión extranjera por primera vez, así como a los avances legislativos que en los últimos años se han desviado de la ortodoxia socialista.

Garamendi celebró que en los últimos cinco años hayan aumentado las visitas oficiales y se hayan creado instrumentos financieros como las líneas de apoyo de COFIDES para la internacionalización de las pymes, y especialmente el fondo de contravalor creado con los 400 millones de dólares de deuda que España perdonó a Cuba en 2015.

También hizo mención, por otra parte, a la deuda de unos 300 millones de euros (unos 340 millones de dólares) que el Gobierno cubano mantiene con gran parte de los aproximadamente 250 empresarios españoles en la isla y que les está creando graves dificultades, ya que la mayoría de ellos operan pequeñas y medianas compañías.

En este sentido, deseó que la visita a Cuba de Sánchez, la primera de carácter oficial en 32 años y cuya segunda y última jornada transcurre hoy, suponga “un paso más” a la hora de solucionar el problema de los impagos.

Por último, expresó la “disposición” de la CEOE de “seguir reforzando las relaciones económicas y empresariales entre España y Cuba”.

Estas han mostrado progresos en los últimos años. En concreto, las exportaciones españolas a Cuba alcanzaron 921,12 millones de euros (unos 1.045 millones de dólares) entre septiembre de 2017 y agosto de 2018, un incremento del 5,7 % en términos interanuales, y el superávit comercial del país europeo sobre el caribeño se amplió un 14 % hasta 791,61 millones de euros (897 millones de dólares).

España se está consolidando, además, como el segundo mayor socio comercial de Cuba por delante de Venezuela y detrás del primero, China.

En el sector turístico las empresas españolas dominan el mercado, con más de un 70 % de las plazas hoteleras a cargo de corporaciones como Meliá, Iberostar, Barceló o NH en régimen mixto de gestión.

GARCÍA LEGAZ

El presidente del Comité Empresarial Hispano-cubano, Jaime García Legaz, pidió hoy al Gobierno de su país “un esfuerzo mayor” para establecer nuevos instrumentos de crédito que ayuden a paliar los problemas de las empresas españolas en Cuba, a las que el Estado cubano adeuda unos 300 millones de euros (340 millones de dólares).

García Legaz hizo esta solicitud en presencia del presidente del Gobierno español, el socialista Pedro Sánchez, durante un desayuno de trabajo con empresarios españoles que abrió hoy la segunda jornada de la visita oficial del mandatario a La Habana, la primera de un jefe del Gobierno de ese país en 32 años.

El alto volumen de exportaciones de España a Cuba -a punto de convertirse en segundo socio comercial de la isla- “se sustenta en muchas pymes que exportan cantidades modestas y que están pasándolo regular por los impagos que se vienen acumulando”, resaltó el también presidente de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (Aena).

Reconoció el valor de los mecanismos ya existentes para ayudar a las empresas españolas en Cuba, como el fondo de contravalor, los créditos CESCE y la línea crediticia del Banco de Sabadell, esta última de especial relevancia a la hora de aliviar la situación, por lo que confió en que “se apuren otros instrumentos similares para intentar hacer frente a ese volumen” de impagos.

Esa línea del Sabadell “ha arrancado y se han empezado a regular algunos pagos”, acotó.

García Legaz recomendó a las empresas que quieren hacer negocios en Cuba que tengan “paciencia”, ya que en este país los proyectos “requieren procesos muy largos de maduración y es importante tener una presencia constante”.

“Hay que perseverar, tener presencia local y contactos de una forma continua. Si no, el fruto no es el deseado”, advirtió.

Además, pidió a la Oficina Comercial de España en Cuba más recursos para reforzar el servicio que hoy dan a las empresas presentes en la isla.

En este desayuno de trabajo participaron más de 200 empresarios españoles, tanto presentes en la isla y agrupados en la Asociación de Empresarios de España en Cuba (AECC) -única de su tipo en el país- como responsables de compañías interesadas en invertir y comerciar con Cuba que han viajado con el presidente Sánchez.

Camino de consolidarse como el segundo mayor socio comercial de Cuba por delante de Venezuela y detrás del primero (China), España exportó a la isla productos por 921,12 millones de euros (unos 1.045 millones de dólares) entre septiembre de 2017 y agosto de 2018, un incremento del 5,7 % interanual, según datos de la Oficina Comercial de España.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada