El Corral de la Morería, de tablao a teatro con Eduardo Guerrero

Espectáculo flamenco en el “Corral de la Morería”.

El Corral de la Morería, el primer tablao del mundo que consigue una estrella Michelín para su restaurante, se convierte desde el próximo miércoles y por primera vez en sus 62 años en un escenario escénico completo con un espectáculo encargado al bailaor y coreógrafo gaditano Eduardo Guerrero.

No se trata de que el exiguo escenario del tablao se haya ampliado sino de que el espectáculo creado por Guerrero “traspasa las tablas e inunda el espacio de las mesas”, según explica en declaraciones a Efe el bailaor.

Cada noche, y durante tres meses a partir del 5 de diciembre, Guerrero estará acompañado de cuatro cantaores y dos guitarristas, que se alternarán de entre un equipo formado por Samara Montañez, Pilar Villar y Anabel Rivera; Miguel Rosendo, Jesús Flores y Manuel Soto, y Javier Ibáñez, Juan José Alba y Fernando del Morao.

Además, el espectáculo contará con la participación de dos artistas invitados, el cantaor y “showman” Fernando Soto y la bailaora María Moreno.

“Soto será, con esa gracia que tiene, el maestro de ceremonias, el que vaya explicando al público la historia que está viendo”, detalla Guerrero (1983).

“Onírico” es un espectáculo encargo de la familia que regenta el tablao desde hace más de sesenta años, es decir, Juan Manuel del Rey, que se ocupa del negocio junto a su hermano, Armando, y su madre, la bailaora Blanca del Rey.

“Para mí es un orgullo y un placer poder hermanarme con el Corral en esta iniciativa tan especial y que ello he desarrollado con total libertad”, alaba.

Se trata de un proyecto con el que sumerge al público en el sueño de una viaje extrasensorial que mezcla fantasía y realidad, “una evasión flamenca en espacio y tiempo, con recursos técnicos y escenográficos que no se utilizan en un tablao flamenco”, afirma el artista, Premio del Público en el Festival de Jerez y “Desplante” en el Festival de las Minas.

En “Onírico” se hace un homenaje a Madrid y a la Puerta de Alcalá y hay verdiales, fandangos, soleá por bulerías, alegrías, tangos, caña, zapateaos, seguirilla y un fin de fiesta “muy participativo”.

“Es flamenco tradicional por los palos que se escuchan pero se sale completamente de lo habitual porque aquí hay una historia y magia”, añade.

Guerrero compagina sus giras con la creación de un nuevo trabajo junto al director artístico Mateo Feijoo: la culminación de la trilogía que comenzó en 2016 con “A Solo Piece for a Flamenco Dancer”, siguió con “Sombra Efímera”, estrenada en la Bienal de Flamenco de Sevilla en 2018, y que concluye con “Debajo de los Pies”.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada