La Cofradía del Sarrabulho celebró su cena mensual con el tradicional bacalao y profundizando en los dulces de Navidad

El equipo de Casa do Provedor con su chef Daniel Pinheiro al frente sirvió esta cena e invitó algunos productores locales.

Con aires de navidad, como dijo la presidenta de la Confraría Gastronómica do Sarrabulho á moda de Ponte de Lima, Cristina Mendes, se celebró en Clara Penha, Casa dos Sabores, la ‘tertúlia’ o cena correspondiente al mes de diciembre, el día 4. Asistieron, como siempre, los restaurantes de Ponte de Lima que confeccionan el Sarrabulho y personas vinculadas a la gastronomía, entre ellos, cofrades.

En un ambiente de alegría contagiosa y de camaradería entre los restauradores, se contó en esta ocasión con una invitada de honor, la vicepresidenta de la Câmara de Ponte de Lima, Macia Martins, así como con el presidente de la Asociación de Empresarios de Ponte de Lima, António Lima. Destacó también el pastel que hizo Ana Rita Antunes, nieta de Maria do Carmo cocinera de la Clara Penha, reproduciendo los azulejos que había antiguamente en este restaurante. Antes se había celebrado el tradicional concurso de ‘Bolo Rei’, importante para mantener esta tradición, y que ganó el establecimiento Farinheiro, panadería y pastelería en la freguesía de Seara.

En esta ocasión, en lugar del plato habitual de arroz de Sarrabulho, hubo un ‘bacalhau á broa’ que preparó el chef Daniel Pinheiro del restaurante Casa do Provedor. Además, Pinheiro se encargó de traer a otros productores locales como la fábrica de embutidos Salsicharia Limiana, la bodega Quinta das Fontes, la vinoteca Blue Wine así como la pastelería Folar Limiano junto con Nuno Malheiro de Etnoglamour y el representante de Cafés Bonza. La cena fue servida por el equipo de Casa do Provedor con el chef Pinheiro al frente. “Yo no hablo de empleados. Son mi equipo. Mis clientes tienen que percibir que somos una familia. Pasamos muchas horas juntos…”, declaró a Grupo ES.

La cofradía, por tratarse de Navidad, quiso profundizar en la dulcería que se consume en estas fechas y para eso invitó a la autora de dos libros sobre la dulcería en el Norte de Portugal y en el Sur, Cristina Castro. Antes de los postres –que como en todas las ‘tertúlias’ son donaciones de cada uno de los restaurantes presentes-, esta estudiosa habló de la dulcería de Navidad en el Miño.

Grupo ES. conversó antes con Castro que explicó que ahora está ya preparando dos libros más sobre la dulcería en el centro de Portugal (para 2019) y  Azores y Madeira (para 2020). La autora explicó que no se trata de libros de recetas sino de libros para viajar y compartir ya que explica quién hace los dulces y publica su contacto. Castro realizó este trabajo con un equipo (editor, fotógrafo, traductor…) de los que habló en su exposición durante la ‘tertúlia’.

Su dinámica de trabajo consistió en recorrer el país con su cámara de vídeo registrando lo que le contaban las autoras o autores de la recetas y, después, contrastando esa información con una pausada investigación bibliográfica. A la vez, la compartió en redes sociales para que sus seguidores participaran en su aventura.

Castro concluye que es muy difícil determinar el origen de las recetas que en algunos casos tienen siglos y han sufrido la influencia de otros lugares. “Cambian, incluso, entre localidades o freguesías próximas”.

Son recetas tradicionales y conventuales.  Castro entiende la dulcería incluyéndola en la gastronomía y dice que evolucionó como la lengua, que se va haciendo con la participación de las gentes.

Recuerda también que antaño los dulces no eran todo lo frecuentes que son hoy. “Se tomaban en épocas festivas, en comidas especiales”.

Con estos cuatro libros sobre la dulcería portuguesa, Cristina Castro pretende “que se valore mejor la dulcería y que tenga continuidad esa tradición. A la vez, me gustaría que surgiese quien innovase sobre la tradición”. Y concluye: “Conocer la historia de nuestra gastronomía sirve para trabajar mejor y apreciar la tradición”.

La cena estuvo amenizada por la voz de José Morais que cantó varias piezas, entre ellas, fados.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada