La Bolsas europeas terminan en alza pero cierran un año en debacle

El analista jefe de CMC Markets, Michael Hewson, analiza datos financieros en su oficina en la Ciudad de Londres el 10 de diciembre de 2018, mientras la primera ministra británica Theresa May hace una declaración en la Cámara de los Comunes sobre el Brexit.

Las Bolsas europeas terminaron sus operaciones del lunes con leves alzas, última sesión de 2018, un año en el que se derrumbaron entre 10% y 20% en un contexto de Brexit, guerra comercial y temores por el crecimiento, al igual que los mercados mundiales.

El año que acaba terminó siendo “peor que lo anticipado” para los mercados, dijo a AFP Daniel Larrouturou, director general delegado de Diamant Bleu Gestion. “Los temas que preocupaban existían, pero nadie se imaginaba que provocaría una caída tan significativa de los índices europeos”.

El conflicto comercial sino-estadounidenses seguirá siendo en 2019 uno de los principales temores para los inversores, además del “tema del Brexit, la desaceleración económica y la actitud que adoptarán los bancos centrales”, añadió.

Los índices bursátiles estadounidenses tuvieron un año difícil, a cada caída los índices europeos seguían su senda.

Wall Street se movió al ritmo de los anuncios de la Reserva Federal estadounidense (Fed), que subió sus tasas de interés encareciendo así el costo del crédito para los inversores, de los vaivenes del conflicto comercial entre Pekín y Washington o de la evolución de los valores tecnológicos.

La caída del precio del petróleo tuvo un papel en la evolución de las acciones de los grandes grupos europeos mientras que los valores financieros sufrieron por las tasas europeas bajas y la pelea entre la Comisión Europea y Roma por el presupuesto italiano.

Por su parte los fabricantes de autos y la industria del sector fueron víctimas de la caída de la demanda y de las nuevas normas anticontaminación.

El índice compuesto europeo Eurostoxx 50 terminó el año justo por debajo de los 3.000 puntos, registrando en doce meses una contracción de casi 15%.

En París el CAC 40 registró en 2018 su peor año desde 2011. El índice parisino perdió 10,95% de su valor. En Londres, el FTSE-100 cayó 12,48% en un año.

En las otras plazas europeas las caídas fueron similares: en Lisboa -15%, en Amsterdam -10%, en Bruselas -20%, en Madrid -15%, en Milán casi -20% y en Suiza -10%.

Fráncfort, en donde la última sesión fue el viernes, el Dax registró su quinto peor año en los últimos treinta años: -18,3%.

En Nueva York para todo 2018 antes del cierre de las operaciones del lunes, el Dow Jones perdió 6,7%, el Nasdaq 4,6% y el S&P 500 7,0%, las caídas más importantes desde la crisis financiera de 2008.

En Asia el índice Nikkei de Tokio perdió 12,1%, Shanghái 24,6% y Hong Kong un 14%.

A contracorriente, el Bovespa de Sao Paulo se disparó 13%.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada