Trump niega cambios en retirada de ejército de EEUU de Siria

Un edificio devastado por la guerra en Al-Chyah, Beirut (Líbano) el 11 de abril de 2018. La situación socio-económica del país se deterioró tras el comienzo de la guerra siria en 2011, que conllevó la acogida de más de un millón y medio de refugiados, lo que colapsó las infraestructuras, aún deterioradas por la guerra civil de 1975-1990.

El presidente de EEUU, Donald Trump, insistió en que su plan de retirar las fuerzas militares estadounidenses de Siria no había cambiado, después de que su asesor de Seguridad Nacional, John Bolton, definiera que las condiciones de retirada podrían hacer que el ejército se mantuviera en el país por tiempo indefinido.

Bolton señaló el domingo que las fuerzas estadounidenses permanecerían en Siria hasta que el grupo militante Estado Islámico sea derrotado y que el gobierno de Trump exigiría a Turquía que no atacara a los kurdos aliados. No dio ninguna línea de tiempo para un retiro completo.

Durante el fin de semana, funcionarios estadounidenses también dijeron que una base en el sureste de Siria, Al Tanf, permanecería en manos de norteamericanos y que Estados Unidos también mantendría el control del espacio aéreo sobre el norte de Siria.

Trump ordenó una retirada total de Estados Unidos de Siria el 19 de diciembre luego de conversar por teléfono con el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, y declarar en un tuit que habían derrotado al ISIS en Siria.

“Vamos a discutir la decisión del presidente de retirarse, pero para hacerlo desde el noreste de Siria de una manera que garantice que ISIS sea derrotado y no pueda revivir y convertirse en una amenaza nuevamente”, expresó Bolton el domingo por la noche durante una aparición en Jerusalén con el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu.

La decisión inicial de Trump provocó la renuncia del secretario de Defensa James Mattis, así como las críticas bipartidistas del Congreso sobre las preocupaciones de que los aliados kurdos que hicieron gran parte de la lucha contra el Estado Islámico serían abandonados, mientras que Rusia e Irán, aliados del presidente sirio Bashar al-Assad, ganarían influencia en la región.

El 23 de diciembre, Trump describió la retirada de las tropas de EEUU en Twitter como una “salida lenta y altamente coordinada”.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada