El Capítulo General se celebró en el santuario botiquense de Nuestro Senhor do Monte,

La Cofradía Gastronómica de la carne Barrosã incorpora 10 nuevos cofrades, abriéndose al mundo entero

Carla Alves y David Teixeira fueron dos de los nuevos cofrades entronizados

Carla Alves, directora regional de Agricultura e Pesca del Norte, entronizada en la Cofradía de la Carne Barrosã. Alves es la gran implusora de la Feira do Fumeiro de Vinhais así como el Parque Biológico y la carta genealógica de la raza autóctona del cerdo bísaro.

El Santuario del Senhor do Monte, en la parroquia de Pinho, perteneciente al municipio transmontano de Boticas, acogió este sábado 12 de enero un capítulo general de la Cofradía Gastronómica de la Carne Barroçã, en un ambiente de gran fraternidad.

Los ‘entronizados’ de la Cofradía fueron 10: Abel Gonçalves– empresario de la restauración y hotelería; Domingos SerenoJoão Gonçalves, emigrantes en Canadá; Elsa Machado, directora de Servicios de Alimentación y Veterinaria de la Región Norte; Carla Alves, directora regional de Agricultura e Pesca del Norte; David Teixeira, vicepresidente de la Câmara Municipal de Montalegre; António Faria,  emigrante en Francia; Teresa Petitgars, tesorera del Comité de Hermanamiento de Gond-Pontouvre; Bertrand Magnanon, vice presidente del Ayuntamiento de Gond-Pontouvre, y Maryline Vinet, presidenta del Comité de Hermanamiento de Gond-Pontouvre.

Los nuevos cofrades asumieron, a través de la entrega de la insignia, del Pau de Lodo y de la firma solemne en el Libro de Honor, el deber de defender y promover la carne Barrosã.

El encuentro, insertado en el programa de la XXI Feria Gastronómica del Cerdo, se inició con la concentración de los cofrades representativos de las diferentes Cofradías existentes en el país, en el atrio del Ayuntamiento de Boticas, seguido del tradicional desfile por el centro de la villa.

El presidente de la Cofradía y alcalde de Boticas, Fernando Queiroga, destacó la importancia de la Cofradía para los municipios de Boticas y su parroquia de Barroso, así como Montalegre que fueron clasificados recientemente Patrimonio Mundial Paisajístico y Agrícola.

Por su parte, Albano Álvarez, ‘mayordomo more’ de la Cofradía Gastronómica de la Carne Barrosã, se refirió a este Capítulo de la Cofradía como “importante” y animó a los cofrades “a defender el territorio, los sabores, productos y economía” de estos municipios. No faltó la referencia a la importancia de las razas autóctonas como señal de “identidad” y forma de “preservar” el territorio y “divulgar” los productos de la tierra.

Cerró el acto Olga Cavaleiro, presidenta de la Federación de las Cofradías Gastronómicas Portuguesas. Cavaleiro definió una cofradía como “un grupo fuerte” y “una forma de defender nuestras tradiciones gastronómicas”. Y añadió que una cofradía “tiene un camino claro y sabe muy bien cuál es”. La representante de la Federación de Cofradías asoció la geografía a una cofradía de las que, dijo, “representa un territorio” al igual que el “paisaje”. Señaló además que “el problema de la  gastronomía portuguesa es que es diversa y plural” y esto, a veces, genera confusión.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada
21