La banca española cumple de sobra con las exigencias de capital del BCE

El vicepresidente del BCE, Luis de Guindos, participa en una jornada organizada por Deusto Business School y KPMG.

CaixaBank, Bankia, Sabadell, Liberbank y Abanca cumplen de sobra con los requisitos mínimos de capital que establece el BCE este año, por lo que no tendrán ninguna limitación a la hora de repartir dividendo o pagar bonus a sus directivos.

Las mayores exigencias del supervisor bancario europeo son para Sabadell, que debe tener una ratio de capital de máxima calidad (CET1) de al menos el 9,64 % y de capital total del 13,14 % sobre las actuales exigencias, lo que se conoce en el argot como “phase in”.

Aún así el banco que preside Josep Oliu cumple holgadamente con estas exigencias, pues su ratio CET1 a cierre de 2018 era ya del 11,98 % y la del capital total del 15,49 %.

Lo mismo sucede con Liberbank, ya que el BCE le demanda una ratio mínima CET1 del 9,5 %, frente al 13,9 % del banco, y de capital total del 13 %, cuando a finales de diciembre tenía un 15,5 %.

A continuación, según la información remitida por los bancos este lunes a la CNMV, figura Bankia, que debe tener una ratio CET1 de al menos el 9,25 %, y cuenta ya con el 13,8 %, y de capital total del 12,75 %, muy por debajo del 17,58 % en que acabó 2018.

En el caso de Abanca (la Corporación Bancaria, no el holding) el BCE reclama un CET1 mínimo del 8,75 %, frente al 14,89 % de diciembre, y un capital total de al menos un 12,25 %, igualmente menor que el 15,84 % de finales del pasado año.

CaixaBank debe tener una ratio CET1 mínima del 8,75 % y un capital total del 12,25 %, superados igualmente por el 11,7 % y el 15,5 % que poseía a cierre de 2018, por lo que al igual que el resto de entidades no tiene limitaciones del supervisor para el abono de dividendos o variables.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada