La ABE propone al español José Manuel Campa como presidente

El economista José Manuel Campa. ARCHIVO.

La Autoridad Bancaria Europea (ABE) propuso hoy como próximo presidente del supervisor comunitario al español José Manuel Campa, en sustitución del italiano Andrea Enria.

Campa, que fue secretario de Estado de Economía en España entre 2009 y 2011, ha sido seleccionado por la ABE de entre una lista de candidatos para presidir el regulador europeo durante un periodo renovable de cinco años.

El economista español será invitado a una vista pública en la comisión de Asuntos Económicos y Monetarios del Parlamento Europeo (ECON) y su designación estará sujeta al criterio de la Eurocámara.

La ABE indicó en un comunicado que ha informado ya de la decisión que ha tomado el Consejo de Supervisores del organismo (BoS, por sus siglas en inglés) al presidente de ese comité parlamentario, Roberto Gualtieri.

Tras la propuesta del organismo, creado en 2011 como parte del Sistema Europeo de Supervisión Financiera (SESF), el Parlamento Europeo contará con un plazo de un mes para presentar eventuales objeciones.

Campa, que estudió en la universidad estadounidense de Harvard, fue designado en 2014 director global de Asuntos Regulatorios del Banco Santander.

El español sucederá al frente del organismo a Enria, que fue nombrado presidente del Consejo de Supervisión del Banco Central Europeo (BCE) el pasado diciembre y asumió el cargo el 1 de enero.

El BCE supervisa de forma directa a los bancos más significativos de la eurozona y en la actualidad 118 entidades se encuentran bajo la vigilancia.

A raíz de la próxima salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE), la ABE, que cuenta con 159 trabajadores, se prepara para trasladar su sede a París.

El organismo es una autoridad independiente que regula y supervisa el sector bancario europeo, con el objetivo principal de configurar un marco regulador único y velar por la integridad del sistema.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada