La sobreoferta sigue impactando al café. ¿Por mucho tiempo?

Los alcistas del café han tenido un par de años difíciles debido a la caída de los precios por un exceso de la oferta mundial. Para los inversores de Arábica, 2019 no está resultando ser diferente por el momento.

La variedad, la más utilizada para bebidas especiales como las que produce Starbucks Corp., se está negociando cerca del nivel más bajo desde septiembre y no está muy lejos de un mínimo de 12 años. Gran parte de la caída se debe a Brasil, que cosechó una cantidad récord de café en 2018, y se está preparando para recolectar otra gran cosecha este año.

La pregunta es si los precios van a caer aún más o si el mercado está a punto de dar un giro. Estos son los factores que impactan al café y lo que hay que tener en cuenta:

Precio de caída

El café Arábica ha sido una de las materias primas con peor rendimiento en los últimos dos años. En Brasil, el principal productor, los años de altos precios locales permitieron a los agricultores invertir más, lo que llevó a mejores rendimientos, mientras que el clima favorable ayudó a impulsar la producción. Un real brasileño más débil en los últimos dos años también favoreció las exportaciones y ha bajado el precio del café en dólares.

Los futuros de Arábica han caído alrededor de un 4 por ciento este año a 97,70 centavos por libra en Nueva York. Al grano Robusta le ha ido mejor, con un pequeño avance desde principios de enero.

Demasiada oferta

La mayor parte del aumento en la producción esta temporada procede de Sudamérica, y un segundo excedente consecutivo totalizará 2,3 millones de sacos, según la Organización Internacional del Café. Si bien algunos cultivadores están atravesando dificultades, no les resulta fácil reaccionar y cambiar a otros cultivos ya que los cafetos duran varios años después de plantados. Cuando los precios son bajos, los agricultores a veces usan menos fertilizantes o podan árboles, pero esto tarda tiempo en impactar la oferta.

“Los precios del café no han logrado mantener ninguna ganancia en medio de un gran superávit”, dijo Rodrigo Costa, director de la comercializadora brasileña Comexim, afincado en Estados Unidos. “Cuando el precio sube, los productores aprovechan vendiendo, lo que muestra a los especuladores que hay inventarios cómodos disponibles, y esto hace que los precios bajen nuevamente”.

Granos premium

Los granos de Arábica gozan de una prima frente a la variedad Robusta, más amarga, que se prefiere en el café instantáneo. Pero con el bajo rendimiento del Arábica, esa diferencia se ha reducido a un mínimo de casi 20 meses y está cerca de ser la más baja en más de diez años.

Aún así, la prima probablemente tendría que reducirse aún más para que los tostadores comiencen a cambiar la proporción de cada variedad que usan en sus mezclas. Esto se debe a que los tostadores tienden a no alterar las mezclas con demasiada frecuencia ya que los consumidores se acostumbran al sabor.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada