El rey de la cerveza se consagra a la conquista del café

Recién salido de la escuela de la cerveza, Olivier Goudet se enfoca en el café.

El director ejecutivo de JAB Holding Co. está usando el conocimiento que ha adquirido en la construcción de la cervecera más grande del mundo con el comprador más agresivo en el negocio de la cafeína.

Goudet ha renunciado a su otro papel, como presidente de Anheuser-Busch InBev NV, para evitar un posible conflicto de intereses, ya que sus responsabilidades en el imperio del café han aumentado. Eso podría indicar que la firma de inversión, respaldada por la familia Reimann de Austria y dueña de marcas como Caribou, Peet’s y Stumptown, redoblará sus esfuerzos para dominar la industria.

“Sin duda habrá otras adquisiciones, dado su historial y la consolidación de la industria, que ha sido rápida y furiosa”, asegura Jeffrey Young, fundador de la firma de asesoría de café Allegra Group. La medida “sugiere un deseo absoluto de centrarse en JAB, lo que es una buena noticia para los accionistas”.

Goudet planea dedicar más tiempo a JAB a raíz de la salida del expresidente Bart Becht de la firma. Junto a Becht y su socio principal, Peter Harf, Goudet encabezó la campaña de JAB para consolidar el negocio del café; del mismo modo que como el director ejecutivo de AB InBev, Carlos Brito, transformó una pequeña cervecera brasileña en un gigante que vende un tercio de la cerveza del mundo.

US$60.000 MILLONES

JAB ya ha gastado más de US$60.000 millones en los últimos seis años en la creación de una cartera que incluye a Jacobs Douwe Egberts en café, así como la marca de donuts Krispy Kreme y la cadena de sándwich Pret A Manger, junto con una participación en el fabricante de cosméticos Coty Inc. Se ha convertido rápidamente en el segundo jugador más grande en la industria del café, después de Nestlé SA.

La salida de Goudet de la cervecera productora de Budweiser y Stella Artois también responde a las crecientes preocupaciones sobre un posible conflicto de intereses con respecto a su papel en el imperio del café, según una persona familiarizada con el tema. JAB controla la productora de café y refrescos Keurig Dr Pepper Inc., que tiene una empresa conjunta con la cervecera que fabrica una máquina de cócteles con cápsulas que podría competir con las bebidas alcohólicas de AB InBev.

“AB InBev puede estar perdiendo a un presidente con pensamiento estratégico, pero los accionistas de JAB están obteniendo el 110 por ciento del tipo más inteligente en el café hoy día”, afirma Ross Colbert, director de bebidas en Rabobank Internacional, un destacado financiero del comercio de café. “Ha sido un tomador de decisiones clave en un plan de consolidación de café sumamente exitoso que ha modificado el panorama para la próxima década”.

JAB no tuvo ningún comentario inmediato.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada