May derrotada en el Parlamento

El ‘Brexit’ se dirige a una extensión a la fecha de partida de la Unión Europea más allá del 29 de marzo

La primera ministra británica, Theresa May, pronuncia un discurso durante el congreso anual de la Confederación de la Industria Británica (CBI) en Londres (Reino Unido), 6 de noviembre de 2017. ARCHIVO.

El acuerdo para el brexit de la primera ministra del Reino Unido, Theresa May, fue rechazado una vez más por el Parlamento, lo que lleva al país a una crisis política más profunda y genera la posibilidad de que el divorcio se retrase o incluso se revierta.

Renegociada el lunes por la noche, la última versión del acuerdo fue derrotada por 391 votos contra 242. Es menos que la diferencia récord de 230 votos en enero, pero sigue siendo un doloroso repudio a dos años de arduo trabajo.

El Fiscal General, Geoffrey Cox, cuya evaluación condenatoria sobre los nuevos términos mantuvo firmes a los críticos, dijo en una entrevista que una extensión a la fecha de partida de la Unión Europea más allá del 29 de marzo era “inevitable”.

De hecho, con el acuerdo casi muerto, el Parlamento probablemente votará para posponer el brexit esta semana, y los legisladores, incluyendo algunos del propio gabinete de May, probablemente intentarán maniobrar para obligar al gobierno a deshacer sus planes para el brexit y comenzar de nuevo.

Se espera que los miembros del Parlamento voten el miércoles para eliminar de la mesa la caótica opción de salir sin acuerdo. May dijo que ofrecerá una votación libre, lo que significa que el gobierno no coordinará a los legisladores conservadores para tomar un bando.

No obstante, existe el riesgo de que lo único que logren sea posponer el drama por algunos meses más. Resulta notable que May incluyera un segundo referéndum sobre el brexit entre las opciones que el Parlamento podría enfrentar en los próximos meses. La libra compensó las pérdidas después de que May hablara.

“Votar en contra de irse sin un acuerdo y por una extensión no resuelve los problemas que enfrentamos”, dijo May. “Sigo creyendo que, por mucho, el mejor resultado es que el Reino Unido abandone la UE de manera ordenada con un acuerdo, y que el acuerdo que hemos negociado es el mejor y, de hecho, el único disponible”.

Un portavoz del presidente de la UE, Donald Tusk, dijo que el resultado aumenta el riesgo de que el Reino Unido salga del bloque sin un acuerdo. También dijo que la UE considerará cualquier solicitud del gobierno para retrasar la fecha del brexit, pero debe haber una “justificación creíble para una posible extensión y su duración”.

La UE ha hecho “todo lo posible para llegar a un acuerdo”, y la solución al punto muerto “solo se puede encontrar en Londres”.

El trabajo de May, al que se ha aferrado a través de una crisis tras otra, está ahora en mayor peligro que nunca.

May misma ha dicho que si se rechazara su acuerdo, el Parlamento obligaría al Reino Unido a mantener lazos más estrechos con el bloque, en una traición al resultado del referéndum de 2016. También advirtió sobre el riesgo de que el divorcio se detenga por completo, y sus últimos comentarios probablemente motivarán a los activistas que quieren que la membresía del Reino Unido a la UE se someta a otra votación pública.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada