Mónaco, símbolo del glamour por sus casinos y eventos lujosos

Imagen general de Monte Carlo, zona administrativa y más conocida del principado de Mónaco. GETTY IMAGES.

Muchos han oído hablar de Mónaco, pero muy pocos saben que el principado famoso por sus casinos y por los esporádicos escándalos de su realeza es además una ciudad estado donde un tercio de sus habitantes son millonarios, y están concentrados en menos de una milla cuadrada.

Se encuentra en la Riviera Francesa y con sus casinos y centros de diversión es uno de los destinos favoritos del jet set mundial, que acude a eventos glamorosos durante todo el año, como el Gran Premio de Mónaco de Fórmula 1 y el Salón de Yates.

De las apenas 38.300 personas que viven en Mónaco, aproximadamente 12.261 son millonarios, según el Informe de riqueza de Knight Frank de 2019. Esa concentración de riqueza se debe en parte a su reputación de paraíso fiscal: no tiene impuesto sobre la renta.

Y los millonarios gastan según sus ingresos. Por un pequeño apartamento de una habitación en Mónaco, los compradores pueden esperar pagar al menos 1,6 millones de dólares, según Alexander Kraft, presidente y CEO de Sotheby’s International Realty France-Monaco.

La mayoría de los apartamentos “normales” en la ciudad-estado cuestan entre 2,2 y 22,3 millones de dólares, según Kraft, y los penthouses de más alto nivel superan los 55 millones.

NO HAY POBREZA
Aunque parezca imposible, o utópico, Mónaco prácticamente no tiene pobreza.

El Gran Premio de Mónaco es uno de los eventos más importantes del año para el principado. Una carrera mítica para la historia de la Fórmula 1. Imagen de la edición de 2019, celebrada el pasado 26 de mayo.

“El gobierno reinvierte el dinero logrado con el turismo y otras ganancias de capital en la comunidad para mejorar la calidad de vida y atraer a los ricos para que continúen viajando y comprando propiedades”, dijo Karyn Adams, del Proyecto Borgen, una organización sin fines de lucro con la misión de luchar contra la pobreza global, en declaraciones a Business Insider.

“A pesar de que estas mejoras están destinadas a atraer a extranjeros con dinero, los nativos también se benefician de ello, creando efectivamente una línea de pobreza prácticamente inexistente dentro de su pequeña, orgullosa y soberana nación”, agregó.

De manera que habría que tomar quizás al pequeño principado de ejemplo de buen uso de la riqueza, más que como símbolo del glamour por sus casinos y eventos lujosos.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada