El Banco de España pide a la banca no relajar criterios para conceder crédito

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, durante su intervención este lunes en el curso sobre finanzas sostenibles organizado por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE) en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP).

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, ha afirmado que es fundamental que la banca no relaje los estándares de concesión de créditos para minimizar las nuevas entradas de morosos y ha alertado de que la baja rentabilidad es uno de los principales riesgos que afronta.

Hernández de Cos ha inaugurado este lunes el curso de la UIMP organizado por la APIE y patrocinado por el BBVA “Las finanzas sostenibles en el futuro de la economía” y ha destacado que, a pesar de las mejoras de saneamiento del sector bancario, todavía quedan desafíos importantes en el caso de los activos problemáticos ya que el reto para reducirlos “es ahora mayor”.

“Los activos problemáticos ya vendidos eran más atractivos. Por eso es fundamental que los bancos no relajen los estándares de concesión de crédito… y mantengan la gestión activa de sus carteras de dudosos y adjudicados”, ha declarado el gobernador del Banco de España.

La reducción de activos no productivos ha contribuido a mejorar la rentabilidad de la banca, pero ha advertido en su discurso sobre “Transformaciones y retos del sistema bancario español” de que todavía se encuentra por debajo del coste del capital.

Aunque ha recordado que la morosidad se ha reducido en más de ocho puntos porcentuales y se ha situado en la actualidad en el 5,8 % del crédito total, ha afirmado que “todavía existe un amplio margen de mejora”, ya que la tasa de morosidad antes de la crisis financiera internacional era inferior al 1 %.

Mejorar la rentabilidad es uno de los requisitos para que las entidades puedan generar capital y elevar sus niveles de solvencia, ha declarado, ya que el “capital es la primera línea de defensa contra las pérdidas inesperadas y por lo tanto para reducir la probabilidad de que ocurra una crisis sistémica”.

El conjunto de los bancos no ha sustituido suficientemente elementos de capital de menor calidad por otros con mayor capacidad para absorber pérdidas, ha afirmado Hernández de Cos.

“Parece adecuado mejorar los niveles de capital de las entidades cuando las circunstancias macroeconómicas son positivas”, ha dicho, al tiempo que ha abogado por “acumular colchones en los tiempos buenos para que puedan ser utilizados en los tiempos difíciles”.

Y esto no solo debe aplicarse a los acreedores -ha considerado- sino también a los acreditados.

Otro de los riesgos que ha mencionado son los procedimientos judiciales pendientes de resolución y que podrían ser “muy relevantes” para la banca, a pesar de que ya han estado involucradas en un número elevado de procesos judiciales como los de las cláusulas suelo, con un coste de más de 2.200 millones de euros devueltos a los clientes hasta enero de 2019.

Hernández de Cos ha alertado de que, más allá de los costes que puedan conllevar la litigiosidad, existe una implicación más general que es la pérdida de reputación del sector bancario.

“Las entidades deben esforzarse en revertir esta percepción proporcionando a sus clientes la información precisa de manera clara y transparente”, ha recomendado.

El gobernador del Banco de España ha abogado, no obstante, por perseverar en los ratios de eficiencia y aumentar las inversiones, sobre todo en nuevas tecnologías, para reducir costes a medio plazo, y ha avisado del riesgo de la banca española presente en economías emergentes, donde hay dificultades asociadas a las elevadas necesidades de financiación en moneda extranjera.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada