El Mallorca en una increíble remontada arrebata al Dépor el ascenso

El jugador del Mallorca Martin Valjent (d) celebra con aficionados el ascenso de su equipo a LaLiga Santander, tras el partido ante el Deportivo disputado en el estadio de Son Moix, en Palma de Mallorca.

El Mallorca ha vuelto esta noche a Primera División seis años después y ha desatado, a pie de campo y nada más consumarse el ascenso, la euforia de miles de aficionados en una noche calurosa y mágica, teñida con los colores rojo y negro de la centenaria entidad balear, que ha celebrado el segundo ascenso seguido.

El equipo balear celebra por todo lo alto su regreso a la máxima categoría, sellado tras su increíble remontada ante el Deportivo de la Coruña (3-0) y después de una turbulenta trayectoria en Segunda y Segunda B.

En dos años, los bermellones ha pasado del fútbol de bronce y de plata al de oro sin escalas intermedias, sustentado por un bloque de futbolistas fieles al estilo de su entrenador, Vicente Moreno, y que fue prácticamente el mismo, que la pasada temporada ascendió a la Liga 1/2/3.

Esa fue, precisamente, una de las claves del ansiado retorno a Primera, una categoría que el Mallorca perdió en 2013 tras militar en ella quince años consecutivos, los más gloriosos de la historia del club con una Copa del Rey, una Supercopa, la final de la Recopa de Europa y su participación en la Liga de Campeones.

Tras superar la tragedia que supuso para el mallorquinismo el descenso a Segunda B hace dos años, los propietarios estadounidenses encabezados por el empresario Roberts Sarver, ex propietario de la Phoenix Suns de la NBA, mantuvieron la confianza en el abogado suizo Maheta Molango la tarea de devolver a la entidad al fútbol profesional.

Junto con el director deportivo Javier Recio, que había desempeñado ese mismo cargo en el RCD Espanyol, Molango tomó una primera decisión determinante en momentos de crisis y desolación entre los aficionados.

Contrató a Vicente Moreno, que procedía del Nàstic de Tarragona, para enderezar el rumbo de un equipo que navegaba sin rumbo.

El entrenador valenciano sumó para su proyecto a jugadores clave, todavía traumatizados por la caída al pozo de la Segunda B, como el costamarfileño Lago Junior y el defensa Antonio Raíllo, entre otros, y reforzó su ‘once’ con futbolistas de gran experiencia, como el centrocampista Salva Sevilla.

El acierto de Moreno fue el de convencer a Lago Junior y Raíllo, y a toda la plantilla, de que el paso por Segunda B iba a ser efímero, como así ocurrió, y con la contratación de otros futbolistas afrontó el regreso a la Liga 1/2/3.

Con el séptimo presupuesto más elevado de la categoría (17 millones de euros), el Mallorca volvió a Segunda y lo hizo de la mejor manera posible, ya que siempre estuvo entre los diez primeros de la clasificación.

En el tramo final aceleró -terminó en quinta posición con 69 puntos- para meterse en el grupo de los equipos que iban a luchar por subir a Primera.

La entidad balear ha vuelto a la mejor Liga del mundo, y según aseguran sus máximos responsables “para quedarse”, tras unos años de travesía del desierto muy complicados que ningún mallorquinista desea que se repitan.

Patricio Lagomarsino

ENTRENADOR

El entrenador del Mallorca, Vicente Moreno, aseguró tras la victoria (3-0) sobre el Deportivo de la Coruña, que propicio el ascenso a LaLiga 1/2/3 del conjunto balear, que este domingo quedó demostrado que “son mejores” que el Depor.

“Creo que ha quedado demostrado que somos mejores que el Depor por muchas cosas. Lo del otro día fue un accidente, muy condicionado por las circunstancias. Creo que lo hemos buscado y lo hemos merecido”, señaló Moreno en declaraciones a Movistar.

En este sentido, el preparador destacó el trabajo de sus jugadores, que lograron remontar el 2-0 adverso que cosecharon en el partido de ida.

“No hay palabras para definir lo que son estos jugadores”, concluyó el entrenador del Mallorca.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada