María José Alonso, a segunda muller que ingresa na Real Academia Galega de Ciencias

A Real Academia Galega de Ciencias (RAGC) celebra esta tarde no Pazo de San Roque (Santiago) o acto de ingreso da catedrática da Universidade de Santiago de Compostela (USC) María José Alonso. Logo da incorporación de Fernando Pérez e Alicia Estévez Toranzo, hoxe toma posesión a que será a segunda académica muller. Esta primeira rolda de novos membros logo de dez anos sen incorporacións pecharase con Ángel Carracedo antes de final de ano.

El G20 se enfrenta al desafío de hacer crecer la economía mundial

Los dirigentes de los países del G20 se reúnen este fin de semana en Australia para examinar la forma de incentivar el apático crecimiento de la economía mundial con un trasfondo de tensiones geopolíticas.

Australia, que preside actualmente esta organización, que representa el 85% de la economía del planeta, ha tratado de centrar la agenda en los problemas económicos, pero los conflictos de Ucrania y Siria, la imparable marcha del grupo Estado Islámico y el impacto del virus del ébola podrían acaparar la atención de los mandatarios el sábado y domingo en Brisbane, en la costa oriental australiana.

“Es una cumbre económica, por lo que se centrará en lo que se puede hacer para crear empleo, identificar la evasión de impuestos y mejorar la economía mundial”, declaró el primer ministro australiano, Tony Abbott, unos días antes de este encuentro, en el que participarán, entre otros, los presidentes de Estados Unidos, Barack Obama, y Rusia, Vladimir Putin.

Australia ha colocado en lo alto de la agenda durante su presidencia la adopción de medidas que permitan aumentar el valor del Producto Interior Bruto (PIB) del G20 en un 2% adicional para 2019, lo que significa dopar el PIB mundial con más de 2 billones de dólares adicionales.

 

“Es una cumbre económica, por lo que se centrará en lo que se puede hacer para crear empleo, identificar la evasión de impuestos y mejorar la economía mundial”

 

Pero muchos expertos no están convencidos de que se pueda lograr este resultado, dado el decepcionante crecimiento en Europa y en Japón y la desaceleración de economías emergentes como China o Brasil.

En reuniones previas celebradas este año, las naciones del G20 aseguraron haber adoptado 900 medidas (acelerar las inversiones en infraestructuras, llevar a cabo reformas financieras, fomentar los acuerdos de libre comercio, etc.) para lograr este objetivo, pero no se ha hecho público el contenido de las mismas.

Intereses divergentes

En un artículo de opinión publicado el martes en la revista Australian Financial Review, Abbott subraya que los jefes de Estado y de Gobierno de los países del G20, deben demostrar la utilidad de este foro con resultados concretos. “La economía mundial sigue débil. Faltan fondos disponibles para las infraestructuras, un déficit de empleo en el mundo y un crecimiento comercial decepcionante. La capacidad del G20 para demostrar que puede hacer frente a estos desafíos es crucial para la pertinencia del futuro de este foro”, escribe Abbott.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), que reúne a 34 países industrializados, instó la semana pasada a las grandes economías a que adopten nuevas medidas para sostener el crecimiento y advierte del riesgo creciente de un periodo prolongado de estancamiento en la zona euro, que socavaría todavía más las perspectivas económicas mundiales, ya de por sí poco halagüeñas.

La agencia Moody’s predijo el lunes en su informe trimestral que la economía mundial no crecerá de manera significativa hasta 2016, debido a la desaceleración de la economía china y los obstáculos estructurales en la zona euro.

Uno de los problemas del G20, dice el analista Nicholas Reece, es que reúne a países que se sitúan en diferentes niveles de desarrollo. “Hay demasiados intereses divergentes, lo que hace más difícil la conclusión de acuerdos sobre verdaderas reformas”. “El crecimiento solo se podrá estimular si se llevan a cabo reformas”, dice Reece, que recuerda que los “resultados prácticos” logrados por los países del G20 casi nunca corresponden a las intenciones manifestadas.

En Brisbane, el G20 también va a examinar las reformas del sistema financiero mundial, para luchar, en particular contra la optimización fiscal, una práctica que ha vuelto a ser noticia por las revelaciones, la semana pasada, de un sistema de evasión fiscal masivo en Luxemburgo para beneficiar a las multinacionales.

Subvenciones, inversiones y financiaciones acordadas por los países del G20 para la exploración de combustibles fósiles.

Subvenciones, inversiones y financiaciones acordadas por los países del G20 para la exploración de combustibles fósiles.

La OPEP ve una menor demanda de su petróleo en 2015

La demanda mundial del crudo de la OPEP durante 2015 estará muy por debajo de su actual nivel de producción debido al auge del esquisto de Estados Unidos, dijo el cártel el miércoles, mientras que Arabia Saudí mantuvo silencio sobre si reducirá su bombeo para retirar el superávit de petróleo del mercado.

Telefónica frena caída ingresos y OIBDA a septiembre

 

una mujer pasa por delante de una oficina de Telefónica en Barcelona.

Una mujer pasa por delante de una oficina de Telefónica en Barcelona.

El esfuerzo comercial realizado por Telefónica para ganar clientes de alto valor añadido continuó penalizando las cuentas de la operadora hasta septiembre, que mostraron descensos en todas sus líneas, aunque el porcentaje de caída es cada vez menor y apunta a una acelerada recuperación en el futuro próximo.

Con el principal borrón de una deuda elevada por sus recientes adquisiciones, lo que podría obligar al grupo a realizar algún movimiento extraordinario adicional a la venta de la mitad de su participación en la china Unicom si quiere alcanzar su meta de 43.000 millones de euros a final de año, los resultados se situaron por encima de lo esperado por los analistas.

“Esperamos una buena reacción al mostrar que la recuperación en España y el crecimiento orgánico en LatAm se han confirmado”, dijo Sabadell en una nota a clientes.

No obstante, a las 09.53 horas, las acciones de Telefónica cedían un 0,1 por ciento a 12,17 euros en un mercado bajista.

Las cuentas se beneficiaron en el tercer trimestre del año de un efecto divisa menos negativo que durante el resto del año.

Los resultados mostraron un descenso del 12,6 por ciento en su OIBDA (resultado bruto de explotación), que alcanzó los 12.325 millones de euros, por encima de los 12.185 millones de euros esperados por los analistas.

“El comportamiento de los tipos de cambio impacta negativamente en la evolución interanual de la cuenta de resultados (…) en el tercer trimestre se suaviza, fundamentalmente por la evolución del real brasileño”, dijo la operadora en su informe.

En su nota remitida a la CNMV, Telefónica explicó que sus ingresos bajaron un 10,9 por ciento a 37.978 millones de euros, con un beneficio neto de 2.849 millones de euros, un 9,4 por ciento inferior al resultado registrado en el mismo periodo del año pasado.

Los analistas consultados por Reuters habían esperado de media ingresos por 37.929 millones y 2.837 millones de euros de beneficio neto.

Objetivos

Telefónica había anunciado en febrero que espera para 2014 crecimiento de ingresos en términos orgánicos y excluyendo Venezuela y una ligera erosión (cerca de un punto porcentual) del margen OIBDA.

Hasta septiembre, el margen OIBDA sobre ventas se situó en el 32,8 por ciento, 0,6 puntos menos que hace un año, al compensar Brasil e Hispanoamérica los fuertes descensos en España por el esfuerzo comercial.

El mercado brasileño es uno de los más atractivos para Telefónica y, tras adquirir el operador de red fija GVT, podría redoblar su esfuerzo en este mercado si finalmente participa en una oferta por TIM Participaçoes, filial de Telecom Italia.

Deuda

La única partida que se situó fuera de las cifra pronosticada de 43.000 millones para final de año fue la deuda, que sumando las operaciones cerradas después de septiembre alcanzaría los 44.879 millones de euros.

Esta cifra incluye varias operaciones como la compra de la alemana E-Plus e incluso movimientos extraordinarios como el realizado el pasado lunes cuando se deshizo de la mitad de su participación en la compañía china Unicom.

Inversión

El grupo ha redoblado su esfuerzo inversor en el mercado español y hasta septiembre su Capex se situó en 484 millones de euros, un 71,3 por ciento más, tras empezar a recoger los frutos de una nueva estrategia que le está permitiendo retener clientes de alto valor añadido.

El grupo ha incrementado un 30 por ciento sus clientes de fibra respecto al trimestre anterior y ganó 95.000 accesos de fibra a muy alta velocidad, un rango de consumidor especialmente atractivo para las empresas de telecomunicaciones.

Las cuentas también muestran una mejora en otra de las líneas estratégicas de la operadora, el negocio de televisión de pago, que se sitúa en 1,6 millones tras ganar 370.000 clientes en los últimos tres meses.