Rusia y China afianzan su alianza energética y económica en Pekín

Los presidentes de Rusia, Vladímir Putin, y de China, Xi Jinping, celebraron hoy un encuentro en Pekín, en los márgenes del Foro de Cooperación Asia-Pacífico (APEC), tras el que Moscú y Pekín firmaron varios acuerdos para una mayor colaboración energética y comercial que afianza sus buenas relaciones.

se.

El presidente ruso, Vladimir Putin (i) y el lider chino Xi Jinping en Pekín, en la cumbre del APEC.

El presidente ruso, Vladimir Putin (i) y el lider chino Xi Jinping en Pekín, en la cumbre del APEC.

Xi y Putin presidieron la firma de 17 acuerdos cuyos detalles apenas trascendieron, aunque sí se destacó entre ellos un memorando de entendimiento para negociar exportaciones de gas ruso a través de un gasoducto por la llamada “ruta occidental”, que complementaría el histórico acuerdo logrado por ambos países el pasado 21 de mayo.

Aquel acuerdo, también de exportación de gas pero a través de un gasoducto de “ruta oriental”, fue logrado por Putin durante un viaje oficial a China y en uno de los momentos de mayor aislamiento internacional de Moscú, debido a la crisis ucraniana, que entonces se encontraba en su apogeo.

El gigante gasístico ruso Gazprom y la mayor firma china de hidrocarburos, CNPC, vendía de este modo a una China cada vez más necesitada de energía 38.000 millones de metros cúbicos anuales de gas natural en los siguientes 30 años, al precio de 400.000 millones de dólares.

La “ruta oriental” comenzó a construirse el pasado mes de agosto en el este de Siberia, para llegar a las principales refinerías chinas del noreste, aunque Pekín también estaba interesada en un gasoducto más occidental para otras regiones del país.

Ambas partes aludieron hoy, como tras los acuerdos de mayo, a que la situación internacional no hace mella en la tradicional amistad de Pekín y Moscú, señalando que “sin importar los cambios en la situación internacional, mantendremos la línea marcada y expandiremos una cooperación mutuamente ventajosa”.

Xi y Putin también analizaron hoy posibles acuerdos futuros para que el yuan, la moneda china, sea utilizado en las transacciones entre ambos países, como parte del creciente proceso de internacionalización de esa divisa, que quiere alcanzar el estatus de otras como el dólar o el euro.

Todo ello con la meta de lograr un intercambio bilateral de 100.000 millones de dólares anuales, un objetivo que según Putin se conseguirá en 2015, según señaló el pasado mes de octubre en un encuentro en Moscú con el primer ministro chino Li Keqiang.

Antes de la reunión de Putin y Xi, sus respectivos ministros de Asuntos Exteriores, Sergei Lavrov y Wang Yi, también celebraron hoy un encuentro, en el que debatieron asuntos internacionales, entre ellos las crisis nucleares en Irán y Corea del Norte, destacó la agencia oficial china Xinhua.

Putin, Xi y otros líderes del Asia-Pacífico, como el presidente estadounidense Barack Obama, el mexicano Enrique Peña Nieto o el peruano Ollanta Humala, celebran los días 10 y 11 de noviembre una cumbre que los anfitriones chinos desean centrar este año en avanzar hacia una zona de libre comercio regional.

La iniciativa no acaba de encajar del todo con la que en la costa americana del océano abanderan los Estados Unidos, el Acuerdo de Libre Comercio Transpacífico, aunque China espera con esta cumbre mostrar que ambas iniciativas pueden complementar

La eurozona corre el riesgo de perder impulso, dice Coeuré, del BCE

La economía de la zona euro está en riesgo de perder impulso, dijo el domingo el miembro del consejo ejecutivo del Banco Central Europeo Benoît Coeuré, quien remarcó la disposición del BCE a actuar si fuera necesario.

Coeure durante una entrevista en Francfort.

Coeure durante una entrevista en Francfort.

Coeuré apuntó a los más recientes indicadores y a la revisión a la baja de la Comisión Europea de sus pronósticos de crecimiento, y llamó a una “acción forzosa y consistente” en el frente de la política monetaria, pero también a tomar medidas fiscales y estructurales.

“La política monetaria no puede respaldar al crecimiento de forma duradera. Sólo una mezcla adecuada de reformas e inversiones pueden hacerlo. Y es un tema urgente”, comentó Coeuré en una entrevista.

“El BCE está comprometido a tomar medidas adicionales si enfrentamos la posibilidad de que la inflación sea demasiado baja por demasiado tiempo”, agregó.

El BCE mantuvo la puerta abierta a más acciones tras su reunión de política monetaria de noviembre y dijo que encomendó a su personal a que prepare más medidas si se vuelve claro que sus herramientas actuales no son suficientes o si las expectativas de inflación se deterioran.

Huella cerebral, las llaves del futuro

Los documentos de identificación, las llaves para entrar en la oficina e incluso las engorrosas claves que utilizamos para registrarnos en Internet podrían desaparecer en menos de una década.

“Sitúese frente a la puerta”, sugiere una voz pregrabada de mujer. “Por favor, espere a que el ordenador escanee su cerebro”, añade la voz de un sistema ideado en San Sebastián que permite reconocer a las personas leyendo las características únicas de su actividad cerebral.

El sistema, creado por el Basque Center for Cognition, Brain and Language (BCBL), podría ser la forma de abrir la puerta del hogar en el futuro.

Sus creadores dicen que se podría realizar una identificación sin posibilidad de error, sin riesgo de robo de identidad y a prueba de coacciones externas.

El investigador del centro vasco Blair Armstrong trabaja en la ciencia básica que puede hacer posible este sistema de identificación en colaboración con la profesora Sarah Laszlo en la State University de Nueva York.

Al igual que la nueva generación de ‘smartphones’ emplea las huellas dactilares como sistema de acceso a los teléfonos, la investigación de Armstrong busca definir la huella cerebral y se basa para ello en la memoria semántica de cada persona.

“El significado que otorgamos a cada palabra es diferente en las personas. Si decimos abeja todos pensamos en un insecto, pero la memoria semántica que viene dada por nuestra experiencia nos sugiere distintos significados, y abeja no será lo mismo para un alérgico, que para un apicultor o para quienes vieron los dibujos de la abeja Maya”, dijo a Reuters Blair Armstrong.

Son precisamente esas diferencias en el significado de las palabras para cada individuo y su relación semántica con otras palabras lo que convierten el intercambio de información entre las neuronas del cerebro en un patrón único e intransferible. Es la huella cerebral de cada individuo.

“La gente piensa que su conocimiento general respecto al mundo es bastante similar, pero en realidad nuestra visión del mundo es individual, como para identificar sin posibilidad de error a cada persona”, señaló Armstrong.

A partir de ahí, el investigador del BCBL ha construido un sistema que automatiza la identificación de los patrones cerebrales por medio de un algoritmo y es capaz de reconocer ya a cada persona en un 94% de las ocasiones.

“Esta tecnología -explica Armstrong- es imposible de falsificar como puede ocurrir con las huellas dactilares e incluso nos protegerá contra la coacción de aquellos que, por ejemplo, requieren nuestra huella cerebral para acceder al cajero de nuestro banco”.

El investigador estadounidense explica que “cuando alguien está bajo estrés o se siente forzado, las conexiones entre las neuronas y las regiones cerebrales varían, y ‘hackear’ sus cuentas corrientes, acceder a su dinero o abrir la puerta de su casa sería imposible”.

Armstrong, quien ya ha publicado sus trabajos en la revista científica “Cognitive Science Society”, prevé que, dado el grado de desarrollo en electroencefalografía, en dos o tres años existirán pequeños equipos pilotos de identificación por huella cerebral y augura que en una década el sistema de la huella cerebral estará establecido en el mercado.

La caída del turismo ruso causa escalofríos en los Alpes

Un fuerte descenso en el número de turistas rusos está generando inquietud en destinos de esquí de los Alpes que se han beneficiado en otros años del elevado gasto de los viajeros del Este.

Una vista del Passo dello Stelvio en los Alpes italianos.

Una vista del Passo dello Stelvio en los Alpes italianos.

El conflicto de Moscú con Occidente por Ucrania y el debilitamiento de una economía que ha sufrido una caída del rublo de más de un 20 por ciento frente al euro y el franco suizo este año ha hecho que muchos rusos se lo piensen dos veces antes de desplazarse a Austria o Suiza.

“Ahora es más caro. Estamos tratando de ahorrar”, dijo Ksenia Konovalova, de 32 años. Esta jefa de atención al cliente en una empresa de comida rusa en Moscú ha ido de vacaciones a los Alpes los tres últimos años, pero no estará allí este invierno.

“Es un buen momento para ver cómo está Sochi cuando no está claro lo que va a pasar con el rublo”, dijo, en referencia a la ciudad que albergó las Olimpiadas de invierno de 2014.

Las reservas en algunas zonas de esquí austriaco han caído entre un 30 y un 40 por ciento, según una fuente de turismo que pidió el anonimato. La agencia de turismo suizo espera que las pernoctaciones de viajeros rusos caigan entre un 7 y un 10 por ciento en 2014.

Solo el segmento más alto, de superlujo, parece indemne, según responsables del sector.

Los rusos tienen fama en Austria de llenar el “vacío de enero” -el periodo entre el fin de las vacaciones navideñas y el comienzo del descanso escolar de muchos países en febrero- porque las festividades de Navidad de la Iglesia ortodoxa rusa caen en esas fechas.

“Los rusos suelen venir y llenar las camas vacías en hoteles de gama alta. Esto ha sido muy útil en años anteriores”, dijo un portavoz de la asociación hotelera austriaca.

El turismo ruso ha descendido entre un 7 y un 10 por ciento en los meses de turismo y los hosteleros temen que el descenso se acelere en la temporada de invierno, mucho más importante para los ingresos de la región, al agravarse la crisis del rublo.

De materializarse, sería un golpe para un sector acostumbrado a los beneficios de turistas rusos que gastan en equipamiento de esquí de primera clase, tiendas caras y vinos selectos.

 

 

 

La bicicleta añora sus raíces elitistas y las marcas se lanzan a modelos sofisticados de alta gama

Con su elegancia silenciosa, la bicicleta se abre camino entre los símbolos de estatus del siglo XXI, en modelos personalizados o firmados por grandes del diseño y la moda.

En París, Milán o Tokio, la élite urbana escapa al estrés del tráfico de automóviles y motos pedaleando “chic”, sin contaminar ni perder la calma. Los diseñadores rivalizan en imaginación para responder a esa tendencia.

Fuera del anonimato de los sistemas de “bicis compartidas” que circulan por las ciclovías en todo el mundo de Copenhague a Buenos Aires, la montura personal del hípster, el empresario hiperactivo o el “bo-bo” (burgués bohemio) termina siendo su tarjeta de presentación.

La casa Hermès especializada en el lujo lanzó en Francia la bicicleta “Flaneur” (8.100 euros, 10.000 dólares), de aspecto clásico pero dotada de un cuadro en fibra de carbono, ocho velocidades y una cadena silenciosa que no ensucia.

“Está teniendo mucho éxito con los clientes habituales de la casa pero también entre los fans de la bicicleta, que aprecian sus aspectos novedosos”, dijo François Doré, director general de Hermès Horizons.

Todos los puntos de contacto están recubiertos con cuero de novillo, una terminación acorde a la tradición de marroquinería de la marca. “Quisimos afirmar nuestra visión del ciclismo como medio de locomoción fetiche del ciudadano moderno”, explica Doré. El modelo existe además en versión deportiva, más estilizada.

El caballo del dandi

Al otro lado de los Alpes, el fabricante italiano de bicicletas de lujo “43 Milano” apeló a Pininfarina para concebir su “Fuoriserie” en acero cromado (8.400 euros, 10.500), equipada con un discreto motor eléctrico en la rueda trasera e inspirada en un modelo icónico de automóvil creado en los años 30 por el famoso diseñador italiano.

“El cuero trenzado del sillín y el manillar están inspirados en el tapizado de aquel automóvil”, explicó Paolo Pininfarina, presidente de la empresa. Un producto en edición limitada, para “dirigentes que viven en el centro de la ciudad, donde el tráfico a menudo está restringido”.

Bicicletas 'Le Flaneur' diseñadas por Hermes.

Bicicletas ‘Le Flaneur’ diseñadas por Hermes.

 

Inventado por el barón alemán Karl von Drais en 1817, el “caballo del dandi” pasó a ser un emblema popular a mediados del siglo XX. Pero ahora la bicicleta parece añorar sus raíces elitistas con modelos sofisticados: Mercedes Benz, Porsche, Maserati, Lamborghini y Ferrari también tienen cada cual su modelo de bicicleta de alta gama.

“Con la bicicleta, la gente recupera la independencia que tenía con el automóvil sin los inconvenientes del tráfico: hacen ejercicio, respiran y se liberan”, explica Bruno Urvoy, un experto en marketing que detectó el filón y abrió la tienda “En selle Marcel” en el centro de París, especializada en “bellas bicicletas” y marcas de gama alta gama que privilegian el placer y la estética.

Fabricantes italianos, británicos y alemanes suministran modelos deportivos o urbanos. Por 1.450 euros, uno puede salir trepado a una Schindelhauer modelo “Siegfried” de diseño depurado y marco de aluminio. Para poseer una “Ludwig 18”, también con transmisión por correa sin cadena y sillín de cuero Cooper, habrá que desembolsar más del doble.

Estamos lejos de la austera bicicleta holandesa o la clásica “Pinyin”, la popular “paloma volante” producida en China a partir de 1950 en más de 500 millones de unidades.

El cielo es el límite

Otra tendencia con viento en popa: personalizar o reparar con repuestos sofisticados modelos “vintage” de alto valor afectivo -la bicicleta de la adolescencia o la del abuelo- que le traen los clientes.

“Antes -explica Urvoy- el automóvil era un poco la vitrina del estatus social, pero la bicicleta está recuperando ese rol, que permite decir a los demás ‘éste es mi estilo de vida y mi imagen’: para algunos es tan importante como la marca de los zapatos”.

Hay creadores de modelos individuales, como Sueshiro Sano, fabricante japonés de yates de madera según una tradición que remonta a nueve generaciones y que crea sofisticadas bicicletas de madera en Tokio.

“Quise demostrar que el desempeño de estas bicicletas es idéntico al de las de última generación en fibra de carbono”, dijo Sueshiro desde su taller en Tokio. “Recientemente, las bicicletas que fabriqué tuvieron buenos resultados en las competencias”.

Sueshiro Sano creo en total dos docenas de bicicletas. La vendió a japoneses y algunas en el extranjero, en Holanda, Taiwán y China. “Son bicicletas caras, -unos 18.000 dólares-, pero seducen a una clientela de hombres maduros aficionados”.

Las casas de moda no se quedan atrás. Dolce & Gabbana tiene su modelo, Paul Smith diseñó un sillín con rayas coloridas. Y como sucede con la alta fidelidad o los automóviles deportivos, a medida que crece la sofisticación el techo es el cielo: una bicicleta Aurumania enchapada en oro con 600 cristales de Swarovski cuesta unos 80.000 euros.

Obviamente en todo el mundo los robos dan dolores de cabeza a los felices poseedores de estos vistosos prototipos a pedal. Hecha la trampa, hecho el accesorio: para 2015 una empresa emergente del sur de Francia lanzará el NigiBike. Dotado de GPS y disimulado en el marco de la bicicleta, avisa al propietario por SMS cuando el bólido a pedal se aleja solo inesperadamente.

Bancos centrales de China y Canadá acuerdan canje de divisas por 200.000 mln yuanes

El primer ministro chino Li Keqiang (D) conversa con su homólogo canadiense. Stephen Harper, frente a las banderas de ambos países en Pekín el 8 de noviembre.

El primer ministro chino Li Keqiang (D) conversa con su homólogo canadiense. Stephen Harper, frente a las banderas de ambos países en Pekín el 8 de noviembre.

Los bancos centrales de China y Canadá acordaron un canje de divisas valorado en 200.000 millones de yuanes (32.670 millones de dólares), según un comunicado del Gobierno canadiense dado a conocer el sábado durante una reunión del foro de países de Asia Pacífico.

El intercambio se hará efectivo por tres años, según un documento separado del banco central de China. El acuerdo fue anunciado después de que el primer ministro de Canadá, Stephen Harper, se reuniese con su homólogo chino, Li Keqiang.

El Banco Popular de China también designará un banco de compensación en Canadá para yuanes -o renminbi, como también se conoce a la moneda china- como parte de un acuerdo de intenciones, según el documento. La entidad no refirió qué banco sería designado para esta tarea, pero es probable que sea uno de los cuatro más grandes de China.

El banco central de China dijo en su comunicado que el banco de compensación para yuanes estaría ubicado en Toronto.

El canje de divisas ayudará a instalar el banco de compensación y permitirá a ambas entidades financieras intercambiar monedas de ser necesario para facilitar el comercio y la inversión.

El banco de compensación para yuanes sería el primero en América y permitiría a las instituciones financieras canadienses usarlo para procesar pagos en yuanes para sus clientes.

La medida está en línea con las ambiciones de Pekín de promover su moneda a los inversores más internacionales y eventualmente convertirla en una divisa de reserva global.

La expansión comercial en China se desacelera en otra muestra de fragilidad

El crecimiento anual de la balanza comercial de China se desaceleró en octubre, según datos conocidos el sábado que reforzaron la impresión de fragilidad en la segunda mayor economía del mundo y que podrían llevar a la autoridad monetaria a poner en marcha nuevas políticas de estímulo.

Las exportaciones han sido el único punto brillante de la economía china en los últimos meses ayudando a compensar una demanda interna débil aunque persisten dudas sobre la fiabilidad de las cifras oficiales entre señales de un resurgir de flujos de divisa especulativos a través de facturas infladas.

Según los datos publicados el sábado por la autoridad de Aduanas, las exportaciones aumentaron un 11,6 por ciento en octubre con respecto al mismo mes del año anterior, desacelerándose desde el crecimiento del 15,3 por ciento registrado en septiembre. La cifra fue ligeramente superior a las previsiones de los expertos que, según una encuesta de Reuters proyectaban un alza del 10,6 por ciento.

Además, un descenso en indicadores adelantados apuntó a una mayor debilidad del crecimiento en los próximos dos o tres meses.

“La economía todavía enfrenta una presión relativamente importante a la baja en las exportaciones mientras que las incertidumbres respecto a unas débiles importaciones indican una demanda doméstica débil”, dijo Nie Wen, economista de Hwabao Trust en Shanghai.

“El banco central podría continuar flexibilizando su política monetaria”.

Las importaciones crecieron a una tasa anual del 4,6 por ciento en octubre desde la subida del siete por ciento en septiembre y fueron inferiores a lo que había previsto el mercado. Como resultado de la combinación, el país cerró el mes con un superávit comercial de 45.400 millones de dólares, cerca de sus niveles máximos.

El crecimiento anual se desaceleró al 7,3 por ciento en el tercer trimestre – el más bajo desde el apogeo de la crisis económica mundial – tras un enfriamiento del sector inmobiliario que ha pesado sobre la demanda interna.

Las recientes encuestas de los gestores de compras en los sectores industrial y de servicios han mostrado que la economía ha perdido impulso de cara al último trimestre del año como consecuencia del peso del mercado inmobiliario y de la debilidad en la demanda de exportaciones poniendo en peligro el objetivo de crecimiento para el país.

Una zona de construcción en medio de la ciudad de Shenyang, en la provincia de Liaoning.

Una zona de construcción en medio de la ciudad de Shenyang, en la provincia de Liaoning.